Marcha de docentes y estudiantes universitarios a Plaza de Mayo por salario y presupuesto

Universidad: no al recorte

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
17/05/2017 - 13:53

Al cierre de esta edición se realizaba una marcha universitaria a Plaza de Mayo, convocada por los gremios docentes y estudiantiles de las universidades nacionales de todo el país. Conversamos con Luis Tiscornia, secretario general de la Conadu Histórica.

 
El compañero Luis Tiscornia explica que la marcha la realizan con todos los docentes de la docencia universitaria y todas las organizaciones estudiantiles, empezando por la FUA (Federación Universitaria Argentina) y prácticamente todas las federaciones universitarias. Marcharán la UBA, La Plata, Rosario, Mar del Plata, Córdoba. “Una demostración de la confluencia de la docencia con el movimiento estudiantil”, explica el secretario de la ConaduH. La consigna es en defensa de la universidad pública, por aumento salarial, por aumento de presupuesto de las universidades; por las reivindicaciones de los estudiantes, como becas, boleto estudiantil, comedores. “Así que va a ser una marcha muy importante que va a expresar la confluencia y el reclamo generalizado”, señala.
 
—¿Cómo viene desarrollándose la lucha en las universidades?
—Tuvimos toda una semana de paro convocada por la Conadu Histórica y la Conadu, en todas las universidades públicas. Hay que destacar que se multiplicaron las actividades públicas en todas las universidades nacionales de todo el país, desde una toma simbólica del Rectorado de la Universidad de San Luis el lunes pasado; la instalación de una carpa durante toda la semana en la Universidad del Sur; clases públicas en una gran parte de las facultades de la Universidad de Buenos Aires; marcha de antorchas en la Universidad Nacional de Tucumán. La característica de esta semana es que se visibilizó el conflicto de la docencia universitaria, y el reclamo salarial, fundamentalmente. 
 
—¿Ha habido nuevas propuestas salariales?
—La última reunión con el gobierno fue la semana pasada donde no hicieron ninguna propuesta salarial nueva. Mantuvieron la de la anteúltima reunión de hace dos semanas, que consiste en un 20% en tres cuotas: una en abril, otra en agosto y otra en diciembre, que fue rechazada por unanimidad por todas las organizaciones. No hay fecha prevista de una próxima reunión, lógicamente dependerá mucho de la movilización y de lo que ésta exprese para que convoquen a otra reunión. Lo que sí está claro que para que haya acuerdo tiene que haber una oferta claramente superadora a lo que está planteando actualmente el gobierno. Si no, ninguna organización gremial aceptará, se mantendrá el conflicto y seguiremos reclamando. 
El gobierno tiene un objetivo que es utilizar la paritaria docente como testigo, imponer el techo salarial del 18, 20% en las paritarias del conjunto, y de esta manera, maximizar la tasa de ganancia de los grupos económicos. Ese es el objetivo que tiene como rumbo. Desde el punto de vista de la puja concreta, el gobierno apuesta al desgaste. Porque está claro que al no aceptar ninguno de los gremios, no se evidencia un cierre del conflicto; y el gobierno la oferta que hace es una rebaja salarial. Eso es una injusticia, cuando hay injusticia hay reclamo. Si se mantiene la injusticia, se mantienen los reclamos. Nosotros vamos a seguir luchando. Si nos quieren cansar, cuando llegue el momento descansaremos pero seguiremos luchando, pero lo que no vamos a aceptar es la rebaja salarial. 
Con esta movilización, el gobierno debe tomar nota y hacer una propuesta satisfactoria.
 
—¿Cómo vienen los debates en esas asambleas y clases públicas?
—En las asambleas, clases públicas y actividades en las universidades, lo que está cada vez más madurando es que la responsabilidad del conflicto está en el Ministerio de Educación de la Nación. En segundo lugar, que al gobierno no le interesa la educación pública ni la pérdida de clases, como tampoco el desarrollo en la Universidad de la ciencia y la tecnología. Porque por un lado tratan de imponer una rebaja salarial, por otro lado achican el presupuesto, despiden casi 500 becarios del Conicet. 
Está cada vez más en evidencia una política de ajuste, de elitización, de mercantilización en la universidad pública. Cuando uno cita los dichos del propio ministro de Educación Esteban Bullrich ante el Foro Empresario “no quiero que me vean como un ministro de educación, quiero que me vean como un gerente de recursos humanos, él mismo está diciendo cuál es el rumbo. Cuando en Choele Choel, Río Negro, en la inauguración de un edificio, dijo “queremos la educación como una nueva conquista del desierto, no con la espada sino con la educación”, también está revelando las concepciones más profundas que tienen. Los lineamientos del actual Plan Maestro, es una concepción de la educación como mercancía, con las instituciones estatales de la educación como servicio a la formación de los intereses económicos. 
 
—Una cuestión importante es que a la marcha van también los estudiantes…
—Exactamente, la adhesión y participación de la FUA, conducida por un aliado del gobierno que es el radicalismo, por lo tanto, esta marcha desmiente cualquier maniobra del gobierno de que sean “los grupos que quieren poner palos en la rueda al gobierno”, y hasta podemos afirmar que el reclamo es generalizado. 
 
Edicion: 
Hoy 1668 17/05/2017