Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista

Macri y Morales avanzan en la criminalización de la protesta social

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
11/01/2017 - 15:44
El gobernador de Jujuy Gerardo Morales, radical aliado del gobierno de Mauricio Macri, viene avanzando con una política represiva hacia los trabajadores y el pueblo jujeño para hacerle pagar el ajuste. Política macrista que durante el 2016 sumó 200 mil despidos en todo el país y 1,7 millones de pobres a los ya existentes.
Implementó un Código Contravencional reaccionario, corrió de las calles a los vendedores ambulantes, despidió a trabajadores estatales por su pertenencia gremial y criminalizó la protesta con persecuciones y descuentos a los trabajadores cuando realizaron paros y reclamos.
Recientemente fue condenada la dirigente Milagro Sala no por hechos de corrupción sino por un escrache al entonces senador Morales, lo que sienta un precedente muy grave. Milagro Sala, con su defensa del proyecto kirchnerista, no puso en el blanco de la lucha a los responsables principales de los padecimientos del pueblo, se corrompió como dirigente social traicionando y desprestigiando al movimiento de desocupados y a la clase social que decía representar.
Los responsables de la tremenda corrupción kirchnerista, y los responsables de los negociados actuales, tienen que ser juzgados y condenados, pero la política y la herencia kirchnerista no pueden ser utilizados como excusa para perseguir a los luchan contra la política de Morales y de Macri. Más aún si personajes como Cristina Kirchner, Amado Boudou, Aníbal Fernández y el narco Pérez Corradi siguen en libertad ante las numerosas pruebas en las causas judiciales en su contra.
Consideramos lamentable la posición de Franja Morada de festejar la condena a Milagro Sala por protestar y los llamamos a la reflexión. Es necesario pararle la mano a la política de ajuste y represión de Morales y Macri. 
 
Edicion: 
Hoy 1650 11/01/2017