En defensa del marxismo leninismo

Surgimiento de PCR de la Argentina

Printer-friendly versionPDF version

Surgimos para defender los principios del marxismo-leninismo, para defender la revolución y para defender las banderas del clasismo, que ese partido [Partido Comunista de Argentina] había abandonado.

Nos unimos en cuatro puntos contra la dirección revisionista y oportunista del Partido Comunista: En rechazo a sus métodos centralistas burocráticos, antileninistas; a su línea seguidista de la burguesía; por la vía armada como única vía para el triunfo de la revolución; y en repudio a su línea internacional, especialmente por su posición de rechazo a la OLAS (Organización Latinoamericana de Solidaridad impulsada por Cuba).

La fuerza organizadora de esta vanguardia surgió con cuadros del Partido Comunista y la mayoría de la dirección de la Federación Juvenil Comunista, aportando esta el contingente mayoritario de los militantes, confluyendo con compañeros que en el movimiento universitario habían creado una corriente antiimperialista y revolucionaria, el MENAP, que dirigía la FUA en alianza con la FJC, y antes de nuestro Primer Congreso, con compañeros como los que integraban la Agrupación Felipe Vallese, que lideraba el compañero René Salamanca en Córdoba.

En ese entonces, igual que ahora, nosotros pensábamos –y pensamos- que no puede haber una revolución triunfante sin un partido revolucionario que la dirija y la conduzca: ninguna revolución en el mundo triunfó sin un partido de esas características. Si ya no lo era el Partido Comunista; si el peronismo había demostrado largamente en los años del poder que no podía ser ese partido revolucionario; y si tampoco lo eran los grupos que en ese entonces planteaban como estrategia revolucionaria el camino del terrorismo urbano o el foquismo rural, dejando a las masas la lucha económica y, en el mejor de los casos, electoral, asumiendo ellos –la "élite" revolucionaria– la lucha por la revolución, era evidente que era necesario organizar un partido revolucionario para seguir luchando por lo que todos queríamos, que era la revolución.

firma: 
Programa del PCR (pág. 76)
Edicion: 
noticias 2007