Entusiasmo de las comunidades de Rosario

Hacia el 11º Encuentro Nacional de Pueblos y Naciones Originarios

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
23/08/2017 - 12:39

Punto de encuentro: el 9 de setiembre a las 9 de la mañana, en el Monumento a La Bandera de la ciudad de Rosario.

 
Mientras no para la pelea por las necesidades más elementales de los hermanos originarios, siguen los preparativos para el 11º Encuentro.
Viajábamos para invitar personalmente a las comunidades mocovíes dispersas en el norte santafesino. Calchaquí, Colonia Dolores, San Javier, Colonia Macías… Y al mismo tiempo seguíamos por WhatsApp la movilización que ocupaba las oficinas de la directora de Relaciones con los Pueblos Originarios de Rosario.
Porque los compañeros que viajábamos somos parte de la comunidad qom de Travesía, la más antigua de Rosario. Y en el 2008, a partir de una ocupación heroica de terrenos que obligamos a expropiar a la provincia, comenzamos la pelea por vivienda. Cuando los hermanos vengan a Rosario, van a desarrollar los talleres del Encuentro en ese barrio, y podrán ver lo que hoy es un gran objetivo logrado: 500 casas terminadas y entregadas, junto con un salón de usos múltiples, un centro de atención primaria de la salud y una nueva escuela edificada y transformada en escuela bilingüe.
Pero como la pelea por ese sueño llevó 9 años, hoy las nuevas generaciones sufren del mismo problema: la falta de un terreno y de una vivienda para establecer su familia. Por eso comenzó de nuevo la pelea: la ocupación, los intentos de desalojo por parte de la policía, las exigencias a los funcionarios.
Todo indica que vamos a hacer el 11º Encuentro en un lugar que es un ejemplo de lo que se consigue con la lucha y que va por más.
Un buen marco para compartir los sufrimientos, las exigencias y las luchas de los pueblos originarios; que van a aumentar con las políticas ya mostradas por el gobierno nacional de Macri, que hace crecer el hambre, la desocupación, la drogadicción y las enfermedades. Y que por ello necesitan aumentar la represión para hacer pasar  todo lo reaccionario que empujan.
Pero parecen no darse cuenta que los originarios sabemos mucho de sufrimiento y de lucha: 500 años de exclusión, marginación y finalmente genocidio son nuestra herencia. Tanto como nuestra resistencia ancestral.
Se ha llegado a nuevos límites con la represión del pueblo mapuche por parte de la Gendarmería al servicio de nuevos terratenientes, como los Benetton; del mismo modo que antes la Gendarmería volante del norte nos perseguía al servicio de La Forestal y los viejos terratenientes.
Nuestra solidaridad con el pueblo mapuche, así como al hermano wichi Agustín Santillán detenido en Las Lomitas (Formosa); y sobre todo, la exigencia de la aparición con vida de Santiago Maldonado, secuestrado por la Gendarmería en Cushamen.
Es muy tarde en la noche y volvemos a Rosario. Hemos encontrado un gran entusiasmo para concurrir al Encuentro, superando los problemas, sobre todo económicos, para llegar. Las abuelas como doña Ángela y doña Santa, se entusiasman en poder hablar en su lengua mocoit, contando los problemas del pasado como los actuales. Y  la hermana mocoví, María Molina, vicepresidenta de su comuna Colonia Macía, nos promete participar.
Los esperamos a todos, el 9 de setiembre a las 9 de la mañana en el Monumento a La Bandera de la ciudad de Rosario, frente al río Paraná. 
Edicion: 
Hoy 1682 23/08/2017