Abel Muñoz, comunidad tehuelche de Chubut

“Siguen alambrando nuestras tierras”

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
13/09/2017 - 13:59

Durante el Encuentro de Originarios conversamos con Abel Muñoz, lonco de la comunidad tehuelche ubicada en la zona suroeste de la provincia de Chubut, y representante del Consejo de Participación Indígena (CPI) por el pueblo tehuelche.

Abel Muñoz comienza explicando que en Chubut hay 123 comunidades en total, nueve del pueblo tehuelche y el resto del pueblo mapuche, pero aclara “nosotros nos consideramos un mismo pueblo”. 
Abel participa todos los años de los Encuentros de Originarios porque “fortalece a todos los hermanos de todos los territorios”. Analiza que ahora están “inquietos con lo que está pasando con las tierras de los pueblos originarios. Nosotros en el Chubut tenemos el conflicto que ha trascendido nacional e internacionalmente con la desaparición de Santiago Maldonado. Venimos a contar a los hermanos cómo sigue la situación, y para trabajar en conjunto. Porque sabemos que en el norte también hay desaparecidos. También venimos para que se dé continuidad a la Ley 26.160, que es de suma necesidad para las comunidades indígenas, ya que tenemos más del 30% de relevamiento, y faltaría un 70% de las comunidades del territorio argentino”.
Respecto de la desaparición de Maldonado, Muñoz analiza: “Mandaron a desaparecer a hermanos de las comunidades… querían desaparecer a dos o tres. Pensaron que nos iban a cazar. Eso no lo pudieron hacer porque los hermanos se levantaron con el acompañamiento del pueblo. Y cuando  desapareció Maldonado, el pueblo argentino se levantó. Nosotros sentimos mucho apoyo. Y quedó muy mal parado el gobierno nacional. Todavía sigue la represalia contra el pueblo. En este caso es contra el pueblo mapuche pero todos pertenecemos a pueblos originarios, y no tenemos distinción. No es como dicen que el pueblo mapuche fue agresor del pueblo tehuelche. Eso no es verdad. Nos quieren dividir, y cuando nos dividimos la fuerza se achica, y menos posibilidades para luchar contra los gobiernos que se lanzan contra nosotros.
“Y cuando vemos un accionar injustificado contra nuestro pueblo nos levantamos pero pacíficamente. Nosotros no venimos a reprimir a nadie. Venimos con diálogo. No tenemos armamento, no somos de la pesada, como dicen”.
Muñoz, a continuación analiza que esto tiene que ver con una política de Estado. “La ministra de Seguridad Patricia Bullrich está en contra de los pueblos originarios. Ellos se pensaron que desapareciendo hermanos nadie los iba a reclamar pero el pueblo se levantó. Ya estamos cansados de las desapariciones de hermanos, de gente inocente. 
“Hay ciertos empresarios que tienen grandes cantidades de tierras, que siguen ocupando terrenos, con lagos y ríos adentro, con la riqueza de nuestras tierras. Ellos ocupan nuestras tierras ricas, y a nosotros nos mandan a los peladeros donde no hay nada, donde no tenemos agua ni nada para nuestra supervivencia. En el sur siguen alambrando, nos están quitando tierras y no tenemos derecho a reclamar… los hermanos mapuches tenían un pedazo de tierra que Benetton le había alambrado. Y los terratenientes siguen avanzando día a día sobre las tierras que han sido de pueblos originarios, y que después de la llegada de los españoles empezaron a ser de propiedad privada. Julio ‘asesino’ Roca fue el que más nos quitó tierras. Y hoy tenemos a  Mauricio ‘asesino’ Macri.
Muñoz analiza que los pueblos originarios “con este gobierno venimos muy complicados”. “Veníamos trabajando muy bien y ahora está todo muy difícil. Yo soy representante del Consejo de Participación Indígena (CPI) por el pueblo tehuelche. Hace un año y medio que en el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) han cortado los teléfonos, no tenemos comunicación, no podemos hacer reclamos. Hay un desprecio total del gobierno nacional. Tampoco tenemos respuesta del gobierno provincial. El gobernador Mario Das Neves también es un terrateniente que se va apropiando de lagos, tierras y ríos. Nos quieren sacar la tierra para que seamos empleados de esta gente que nos sigue avasallando. Como seres humanos, queremos la libertad de trabajar y mantenernos dignamente”.
Abel Muñoz explica que por las grandes distancias, la situación de las comunidades se agrava: “Estamos lejos de todo, a 700 kilómetros de la capital provincial. Yo tengo nueve comunidades del pueblo mapuche, en una tengo 600 kilómetros para andar, con accesos complicados. Por eso, en el tema salud, vivienda y lengua, es muy difícil, no tenemos recursos. Hemos hecho notas, pero no nos escuchan. Los integrantes de los CPI teníamos una remuneración para recorrer las comunidades, hoy no lo tenemos, y entonces nos tenemos que manejar como podemos, con recursos propios. Los accesos son muy complicados, tenés que tener un vehículo 4x4, no tenemos rutas en condiciones. Muchas veces tenemos que hacer viaje a lomo de caballo para llegar a algunas comunidades”. 
Edicion: 
Hoy 1685 13/09/2017