Gran triunfo de la lucha popular

El pueblo en la calle frenó el ajuste a los jubilados

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
15/12/2017 - 15:08

La unidad de los trabajadores y el pueblo permitió junto con la oposición frenar la reaccionaria ley.

La multitudinaria movilización popular infringió una importante derrota política al gobierno de Macri. Precedida por la gigantesca manifestación de los movimientos populares del 13 de diciembre que cortaron durante varias horas la 9 de julio. En el día de ayer con el Parlamento rodeado por un enorme operativo de seguridad, la Gendarmería, la Policía Federal, la Prefectura y la Policía Aereoportuaria, comenzaron a reprimir brutalmente a los manifestantes en los alrededores con gases, palos, balas de goma, carros hidrantes, incluidos diputados nacionales y reporteros gráficos. El pueblo enfrentó heroicamente la brutal represión, impidiendo que se vote la Reforma Previsional que implica un nuevo despojo a más de 17 millones de personas: jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

 

En distintas provincias y localidades del país se produjeron manifestaciones similares en oposición a las reformas que intenta hacer pasar este gobierno. En la ciudad de La Plata trabajadores de ATE y Astillero, junto a organizaciones sociales y políticas, impidieron que se aprobara el paquete de leyes propuesto por María Eugenia Vidal que impulsa subir la edad de jubilación para los empleados del Banco Provincia y otras modificaciones que afectan a los trabajadores.

 

En la ciudad de Buenos Aires, con el Congreso militarizado el oficialismo intentó iniciar la sesión sin haber logrado el Quorum necesario. Una vez más como dijo el diario el País de España “Argentina vuelve a una de sus tradiciones más arraigadas: la calle manda en la política”.  Ante esto gran parte de la oposición dentro del recinto del Congreso se unió para impedir la maniobra del macrismo de sancionar apresuradamente la Reforma.

Durante varias horas gendarmería y policía iniciaron una verdadera cacería contra los manifestantes que colmaban las calles. Hay decenas de heridos y de detenidos para los que exigimos la inmediata liberación.

 

Ante el fracaso político Macri con sus ministros amenazó con sacar la Reforma a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU). La inmediata reacción de organizaciones políticas, sociales y sindicales hizo que el gobierno desista por ahora de esta medida. A su vez ha convocado a los gobernadores para un nuevo apriete con el objetivo de que ratifiquen su respaldo a la Reforma Previsional.   

Es necesario ampliar y profundizar la unidad y movilización popular para pararle la mano al ajuste de Macri y su ofensiva represiva. Tenemos que impedir que se sancione por Ley el robo de las de 100 mil millones de pesos a los sectores populares más afectados por la política antipopular del gobierno.

 

Partido Comunista Revolucionario. 

Edicion: 
Noticias 2017