Flexibilización en Tierra del Fuego

El acuerdo del dunga-dunga

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
22/11/2017 - 16:25
 El diputado nacional y titular de la Unión Obrera Metalúrgica de Tierra del Fuego, Oscar Martínez, defendió el nefasto acuerdo por el que se congelan las paritarias de los trabajadores de la industria electrónica de la isla, hasta 2020.
Tratando de justificar que la única variable de ajuste sean los salarios de las obreras y obreros, Martínez se quiso hacer el chistoso y dijo que el gobierno y los empresarios los presionaron: “no nos dejaron alternativas ante las amenazas de despidos. Es como el chiste del prisionero que está condenado a muerte y acepta el ‘dunga-dunga’”.
El “dunga-dunga” surge del convenio firmado por la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (Afarte) y por la seccional Tierra del Fuego de la UOM, además de los gobiernos nacional y provincial. Para cubrirse un poco ante tanto entreguismo, el directivo fueguino dijo que el acuerdo fue firmado por la UOM nacional, es decir por Antonio Caló.
La contrapartida del congelamiento salarial es que los empresarios “se comprometen” a no despedir trabajadores en este período, mientras el gobierno nacional mandará al Congreso, dentro de la amplia reforma impositiva que está impulsando, un proyecto de ley para reducir las alícuotas del impuesto interno para productos como celulares, televisores, aires acondicionados y microondas de manera gradual. El impuesto se reduciría escalonadamente del 10,5% en el 2018 hasta llegar al 2% en 2023.
Según el propio gremio, hay cerca de 10 mil trabajadores vinculados de manera directa a la industria de la electrónica, y Martínez justificó el “convenio de competitividad” argumentando que las empresas amenazaron con el cierre, si no se modificaba el régimen impositivo, e incluso plantearon reducir un 30% el salario. Planteó además, falsamente, que estamos ante “un gobierno autoritario, que no escucha, no analiza, y que a pesar de los enormes reclamos de todo el país, no cambia su actitud”, lo que condena al fracaso toda lucha contra los planes del macrismo, además de negar lo conseguido con la lucha en estos años, como la Ley de Emergencia Social, entre otras cosas.
Si bien la UOM fueguina mantuvo el llamado a una movilización con un conjunto de gremios que se realizó el 20 de noviembre, queda claro que con direcciones sindicales como ésta, que no planteó ninguna medida de lucha seria en este tiempo que se veía venir el brutal ajuste y termina firmando semejante acuerdo entreguista, los trabajadores van a perder cada vez más derechos. 
 
Edicion: 
Hoy 1695 22/11/2017