Seguir en las calles para frenar el ajuste

Batallas contra las reformas macristas

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
20/12/2017 - 13:50

Decenas y decenas de miles de trabajadores marcharon al Congreso de la Nación y en todo el país, por segunda vez en cinco días, para repudiar la "reforma previsional"

El lunes 18 de diciembre decenas y decenas de miles de trabajadores marcharon al Congreso de la Nación y en todo el país, por segunda vez en cinco días, para repudiar la ley de “reforma previsional”, que ajusta los haberes de los jubilados, las asignaciones familiares, la Asignación Universal por hijo, y las pensiones de los veteranos de Malvinas. 
Con el antecedente de la salvaje represión del jueves 14, y habiendo conseguido la lucha popular postergar la sesión legislativa ese día, para el 18 se multiplicaron las voces de repudio, en la ciudad de Buenos Aires y en todo el país. La dirección de la CGT llamó a un paro desde las 12 del mediodía del lunes, pero no movilizó.
Se realizaron distintas convocatorias a movilizarse, como la que se hizo desde la Multisectorial Federal que integran la Corriente Federal de la CGT, las dos CTA, la CCC, la CTEP y Barrios de Pie. Llegaron hasta el Congreso también grandes columnas de ATE (Capital Federal y provincia de Buenos Aires), del Suteba (con mucha gente en las columnas de La Matanza, Quilmes y Berazategui), los trabajadores del Astillero Río Santiago, aceiteros, molineros, ladrilleros, entre otros gremios. Las trabajadoras y trabajadores de Mondelez Pacheco resolvieron en asamblea el mismo 18 parar y marchar hacia el Congreso.
Como había ocurrido el 14, la represión se desató a los pocos minutos, pero esta vez la respuesta popular no se hizo esperar. Llovieron piedras y bombas de estruendo sobre los cordones de la Policía de la Ciudad, que al principio atacaba con balas de goma y agua de los camiones hidrantes. En ese clima se conoció que el gobierno había logrado quórum para hacer pasar la reaccionaria ley. Allí la bronca popular creció, y el enfrentamiento se generalizó en toda la zona del Congreso. Las compañeras y compañeros del PCR y la CCC, particularmente sus jóvenes, defendieron valientemente las grandes columnas de la Corriente, el PTP, el PCR, la JCR, y los estudiantes del MUS y la CEPA, que vinieron desde toda la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. A éstos se sumaron pibes y pibas del ALDE rosarino.
 Tras más de dos horas de combate callejero, el gobierno, demostrando que la represión el 14 no había sido ni un error ni un “exceso”, desplegó nuevamente un tremendo operativo represivo (convocando también a la Gendarmería y a la Policía Federal) y una cacería por todo el centro porteño, con decenas de heridos y detenidos. Hubo compañeros que han perdido un ojo (entre ellos un trabajador del Astillero Río Santiago), con distintas heridas, y más de 50 detenidos.
Mientras dentro del Congreso se consumaba una nueva traición a los intereses populares, por la noche del 18 surgieron decenas de cacerolazos en los barrios de la Ciudad de Buenos Aires, que se fueron uniendo en una nueva marcha de miles al Congreso ya en la madrugada del 19, que fue duramente reprimida por la policía.
 
El 14, primer round contra la reforma
La masiva y combativa jornada del 18 fue la continuidad del gran acto de la CCC, la CTEP y Barrios de Pie en el centro porteño del 13 de diciembre (ver nota pág. 10), y de la marcha del 14, donde miles marcharon al Congreso cuando, de apuro, el gobierno quiso aprobar esta infame ley previsional. El Congreso estaba vallado por los cuatro costados. Del operativo participaron la Gendarmería, la Policía Federal, la Prefectura y la Policía Aeroportuaria. 
Allí confluimos compañeras y compañeros de las organizaciones convocantes del acto del día anterior (entre los que estaban la CCC, el PCR y la JCR, la CEPA y el MUS de las distintas zonas de la Capital Federal, la Zona Norte, Quilmes-Berazategui y Varela y la Oeste del GBA). Junto a ellos, grandes columnas de gremios (docentes, estatales, metalúrgicos, bancarios, entre las más grandes), y organizaciones políticas. Estaban presentes los trabajadores de Mondelez Pacheco, y los Suteba de Quilmes y Berazategui, entre otros. 
A las 14 hs comenzó una brutal represión por parte de las fuerzas “de seguridad”, que se prolongó hasta pasadas las 19 horas, con decenas de detenidos y heridos con gases, palos, balas de goma, carros hidrantes (entre los golpeados no se salvaron ni diputados ni periodistas).
 Como plantea el comunicado del PCR del 15 de diciembre “El pueblo enfrentó heroicamente la brutal represión, impidiendo que se vote la Reforma Previsional… En distintas provincias y localidades del país se produjeron manifestaciones similares en oposición a las reformas que intenta hacer pasar este gobierno. En la ciudad de La Plata trabajadores de ATE y Astillero, junto a organizaciones sociales y políticas, impidieron que se aprobara el paquete de leyes propuesto por María Eugenia Vidal que impulsa subir la edad de jubilación para los empleados del Banco Provincia y otras modificaciones que afectan a los trabajadores”, dice el citado comunicado del PCR. Los compañeros de la CCC de La Matanza, con Juan Carlos Alderete al frente, cortaron la ruta 3 primero a la altura de San Justo, y al conocerse la represión bloquearon el acceso a la Capital Federal, en la General Paz. Al mismo tiempo, se realizaban cortes de ruta, actos y movilizaciones en todo el país, con activa participación de la CCC y el PCR en distintas multisectoriales.
“Con el Congreso militarizado el oficialismo intentó iniciar la sesión sin haber logrado el quórum necesario... Ante esto gran parte de la oposición dentro del recinto del Congreso se unió para impedir la maniobra del macrismo de sancionar apresuradamente la Reforma”. 
A la media tarde, las columnas estallaron en gritos de alegría al conocerse que se había levantado la sesión en Diputados. Mientras, las fuerzas represivas seguían pegando y deteniendo a mansalva. Por la noche el gobierno intentó sacar por decreto la reforma previsional. “La inmediata reacción de organizaciones políticas, sociales y sindicales hizo que el gobierno desista por ahora de esta medida”, dijo nuestro PCR al día siguiente.
La movilización del 13 y el combate popular del 14 lograron frenar temporariamente, con el pueblo en las calles, esta reaccionaria ley. El gobierno esa misma noche amagó con sacar por decreto la reforma, lo que le provocó un resquebrajamiento dentro de sus filas, y tuvo que renegociar con los gobernadores justicialistas el ofrecimiento de una “compensación” para los jubilados que cobran menos de 10 mil pesos, para intentar garantizarse los votos necesarios para apoyar este infame ajuste disfrazado de “reforma”. En pocas horas quedó al desnudo la esencia de esta maniobra que era menos que una aspirina para justificar el robo a los jubilados y la AUH.
 
Un repudio masivo y federal
En Neuquén, el 14, una columna muy importante de más de 4000 personas marchó a la gobernación para expresar su rechazo a la reforma previsional. También se expresó la solidaridad con los trabajadores del estado, nuevamente reprimidos en su reclamo por el convenio colectivo de trabajo. Estaban, entro otros: ATEN, Adunc, ATE, Ceramistas, Barrios de Pie, FOL, PCR, PTP, MST. Cuando comenzó el acto, la policía comenzó a tirar gases. El gobernador Gutiérrez volvió a mostrar que su única respuesta a los reclamos es la represión.
El 18 en Rosario hubo nueve cortes de calle protagonizados por la CCC, CTEP, Barrios de Pie, Mov. Popular Libertador San Martín “contra el recorte a jubilados y el ajuste de Macri, y por unas Fiestas sin hambre”. Al mediodía comenzó una masiva concentración con la Multisectorial en la Plaza San Martín, que reclamó que los diputados por Santa Fe no den quórum en la sesión. Por la noche hubo cacerolazos masivos frente al Monumento a la Bandera. 
En la capital de Santa Fe marcharon en unidad la CTEP, CGT, CTA y diferentes gremios y organizaciones a dependencias nacionales.
En Mar del Plata miles se concentraron en Luro y 20 de septiembre y marcharon contra la reforma provisional. El PTP marplatense emitió un comunicado reafirmando que, pese a que el oficialismo consiguió aprobar la ley por ajustado margen, “las inolvidables movilizaciones del jueves pasado y del día de ayer muestran que existe una gigantesca voluntad de unidad y lucha en nuestro pueblo que más temprano que tarde dará vuelta el viento”.
En Bahia Blanca se movilizaron en unidad la CCC, CTEP y ATE también por: 1-Emergencia Alimentaria 2-Cumplimiento de la ley de emergencia social sólo aplicada en un 30%. 3- Canasta navideña y alimentos frescos para una Navidad sin hambre. La CCC también se movilizó en Villarino.
En Comodoro Rivadavia, Chubut, marcharon más de 2500 trabajadores de distintos gremios de la CGT, las dos CTA, Atech Sur, PTP, PCR y JCR. Mientras, los petroleros cortaron la Ruta 3 a la altura del ingreso a los yacimientos petrolíferos.
En Tucumán la CCC, junto a ATE, el Sindicato de Municipales de Aguilares y otras organizaciones concretó diversos cortes desde el 18 por la mañana, y por la tarde hubo una gran movilización multisectorial frente a la Gobernación con la participación de la CGT, CCC, CTA, Frente Darío Santillán, MST, PTS, Frente Darío Santillán - Corriente nacional.
En la capital de San Juan la masiva movilización fue convocada por la Multisectorial contra la reforma: CTA, ATE, CCC, CTEP, ACP, Santos Guayama.
En Santa Rosa, La Pampa, hubo una concentración en la Plaza San Martín y marcha a la Casa de Gobierno convocada por la CTA A, CTA T, CGT regional, mesa intersindical, CCC, ATE con las consignas: Para pararle la mano a Macri / NO a la reforma jubilatoria y al descuento a la Asignación Universal por Hijo.
En Entre Ríos se realizaron masivas concentraciones tanto en Paraná, como en Gualeguaychú y otras localidades, con activa participación de compañeros de la CCC, ATE, docentes de Agmer y otras organizaciones.
En San Salvado de Jujuy se realizó una marcha provincial y un acto en casa de gobierno. Convocaron CCC, CTEP, Consejo de Pueblos Originarios LLankaj MAki, Frente Amplio Sindical (intersindical, frente de gremios estatales y la multisectorial).
En la provincia de Misiones hubo marchas en Posadas, donde la CCC, CTEP, Barrios de Pie, ATE, CTA A, CTA T, FOL y otras organizaciones sociales sindicales y políticas fueron a la Cámara de Diputados, contra los aprietes del gobernador a los diputados misioneros para que aprueben las reformas macristas. En El Dorado también las organizaciones movilizan al municipio.
En la capital de Salta se marchó por el centro y se terminó en un acto consensuado por la Multisectorial en lucha, integrada por la CTA A – ATE - CCC y 38 organizaciones y partidos políticos. 
En Río Negro hubo concentraciones en Fisque Menuko (General Roca), Bariloche y Viedma. Se movilizaron en unidad la CTA- A, CTA–T, CTEP, Asociacion Bancaria, CCC, PCR, entre otros. “Decimos no a la reforma previsional de Macri que ajusta a los jubilados y desocupados en lugar de promover leyes que hagan que la crisis la paguen los que se enriquecieron durante el gobierno anterior y el actual”.
En Mendoza capital se hizo un acto frente a la Legislatura y se marchó a la Casa de Gobierno, junto a la CGT, Fadiunc y CTA y confluencia con el gremio docente SUTE y el FOL y acto junto a CTEP y CGT.
En Resistencia, Chaco se movilizó bajo una convocatoria unitaria contra la ley de reforma provisional, firmada entre otros por: CGT, CTA A, UPCP, Sitech, ATE, CTA Trabajadores, Utre Ctera, Smata Seccional Resistencia, Smata Seccional Sáenz Peña, Satsaid, Centro de Empleados de Comercio, Uocra, Utich, CCC, CTEP, Federación Nacional Campesina, Movimiento de Originarios en Lucha, PTP-PCR, la senadora María Inés Pilatt, los diputados Lucila Bassin, Analía Rach Quiroga, Julio Sotelo, Antonio Rodas (intendente de Fontana), Pedro Maidana (intendente Laguna Blanca) y Jorge Milton Capitanich (intendente de Resistencia).
 
A seguir la lucha
Al cierre de esta nota, el macrismo conseguía hacer pasar esta infame ley. En su ceguera proterrateniente y proimperialista subestima la bronca popular que se va extendiendo con estas medidas, y con la salvaje represión. Esto se expresó en los masivos cacerolazos en los que participaron miles de los que fueron sus propios votantes.
Estas jornadas darán mucho para la reflexión, porque como dijo el diario español El País “Argentina vuelve a una de sus tradiciones más arraigadas: la calle manda en la política”. Y en la calle pasaremos en limpio las enseñanzas de los combates populares de diciembre de 2017. 
Edicion: 
Hoy 1699 20/12/2017