Conferencia de prensa

“No se pueden sancionar leyes a sangre y fuego”

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
21/12/2017 - 19:05

Repudio a la brutal represión desatada por las fuerzas de seguridad el lunes 18

La conferencia de prensa, encabezada por Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Nora Cortiñas, Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; el Encuentro Memoria Verdad y Justicia, junto a legisladores y numerosas organizaciones sociales, políticas y gremiales, se realizó este mediodía en la sede del SERPAJ, para expresar el repudio a la brutal represión a la enorme movilización obrera y popular del 18 de diciembre con motivo de la discusión en el Congreso de la Ley Previsional.

Abrió la conferencia Adolfo Pérez Esquivel, quien sostuvo que “tenemos que hacer escuchar nuestras voces frente a la fuerte represión de la política del gobierno de imponer por la fuerza una ley, forzando también a legisladores y gobernadores para que esa ley sea aprobada en la Cámara de Diputados. Y no se pueden sancionar leyes a sangre y fuego. Es lamentable llegar a esta situación poniendo en riesgo la democracia en nuestro país.” Y planteó que “vemos un avance donde peligra el estado de derecho”.

Señaló Esquivel que hubo una propuesta en Diputados de llamar a una consulta popular, contemplada en la Constitución Nacional pero que no se aplica, que es una de las formas de resolver esta ley que se impuso violentamente al pueblo. Y denunció la represión en distintos lugares del país.

Diana Kordon, de Liberpueblo, manifestó que desde la marcha del 13 de diciembre de los movimientos sociales está desaparecido Leonardo Chávez, un joven de Barrios de Pie; se fue a todos los hospitales, se presentaron hábeas corpus, y no hay noticias de él.  Anunció que estaban presentes la compañera de Chávez, para hacer la denuncia, y el compañero Roberto Alvarez que perdió un ojo en la brutal represión del 18.

Luego, se dio un informe jurídico y médico muy sucinto.

Posteriormente se leyó un documento del Encuentro Memoria Verdad y Justicia, denunciando la violenta represión del lunes 18, exigiendo que se termine con la campaña de demonización de los que se oponen a las medidas de ajuste y el fin de la escalada represiva.

El documento señala “la saña con que se disolvió la manifestación utilizando una saturación de gases tóxicos que puso en riesgo la vida de miles que se retiraban de la plaza y que no dejó de arrojarlos durante largo tiempo sobre columnas que se estaban retirando del lugar y que, no contentos con esto, destinó un piquete policial en cada bocacalle para disparar sobre los cuerpos de manifestantes indefensos que se retiraron muchos al borde de la asfixia largas cuadras de la zona de Plaza Congreso. Desatando luego una brutal cacería, que es cada vez más grande y brutal, una vez que la manifestación se ha desarmado, como viene siendo una práctica habitual desde las manifestaciones por la aparición con vida de Santiago Maldonado”.

Y agrega el documento que “detrás de su intensa campaña para intentar hacer aparecer como “violentos” a aquellos que enfrentaron la represión policial el pasado lunes 18 de diciembre, lo que se pretende esconder es una acción de suma violencia contra la alimentación, la salud, la vida misma de 17 millones de argentinos beneficiarios de una jubilación o de la AUH”. Y añade “acompañado por una pérfida campaña de los principales medios de comunicación del país el gobierno de Macri intenta ocultar las graves violaciones a los derechos humanos básicos de los trabajadores, jubilados y sectores más pobres de la población, que su administración viene propiciando”.

Denuncia el documento “la enorme cantidad de detenidos, más de 80, sobre los que recaen pesadas imputaciones penales, como forma de amedrentamiento” y la represión a los trabajadores del ingenio la Esperanza de Jujuy, los de Formosa y manifestantes de barrios carenciados. Y exige que cese la escalada represiva, la inmediata libertad a los detenidos.

 

Cerró la conferencia Nora Cortiñas, de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, quien dijo que el pueblo fue atacado con muchísima violencia, inusitada, sacar a la luz todo esto es un compromiso de todos los días. Denunció la represión en Jujuy, y dijo que despedir a centenares de trabajadores y no pagarles el sueldo es violencia. Y finalizó diciendo que donde están las Madres, están los 30.000 compañeros detenidos desaparecidos.

Edicion: 
Noticias 2017