La experiencia del FSP de Santa Fe

“Necesitamos unir a todos los sectores populares que podamos unir”

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
05/08/2016 - 18:24

La redacción de P y T conversó con los compañeros Luis Molinas, Secretario del Partido Comunista Revolucionario de la Provincia de Santa Fe  y Mercedes Meier, diputada provincial del Frente Social y Popular, sobre  los rasgos principales que posibilitaron el importante logro alcanzado por la constitución del Frente Social y Popular en la provincia de Santa Fe.

 

¿Cuáles son las particularidades del Frente Social y Popular de la Provincia de Santa Fe, que ayudaron a obtener éxitos electorales?

LM: En primer lugar,  se trata de un frente provincial, en una provincia también particular: Santa Fe, la única provincia argentina gobernada desde hace tiempo por el socialismo.

Además, las elecciones  provinciales son desdobladas, muy separadas en el tiempo y con boletas únicas, separadas por categoría (gobernador, diputados, intendentes, etc.), lo que permite quedar a salvo de una polarización extrema.

Y existe una personalidad como Carlos del Frade, con una larga trayectoria democrática y de lucha, conocido y querido por muchos santafesinos.

Estas son algunas de las particularidades más notorias.

 En estas condiciones, la constitución del FSP y los buenos resultados, se debieron fundamentalmente a causas internas.

El principal mérito fue el programa que nos unificó.

Pudimos señalar a los principales enemigos del pueblo en la provincia, que se corresponden con los principales enemigos nacionales: los terratenientes, los pooles, los monopolios imperialistas. Simbolizados en las consignas principales: que no se desangre más la provincia por las barrancas del Paraná, impuestos a las cerealeras, contra la concentración y extranjerización de la tierra, contra el monocultivo y por miles de chacras.

La discusión del programa agrario y la posición frente a la droga, fueron los puntos más discutidos y los que colocaron al frente más cerca de la ruptura, junto con el posicionamiento frente al gobierno nacional kirchnerista.

Muy buenos candidatos (Carlos del Frade y Celeste Lepratti , acompañados de decenas de luchadores populares de todas las fuerzas y de toda la provincia), campaña llena de contenido y atractiva, completaron el “combo” que nos colocó como una fuerza provincial importante . Ser  la cuarta fuerza  en número de diputados, por ejemplo.

Las particularidades no permiten una comparación mecánica con otras elecciones, como las propias elecciones nacionales en la Provincia, donde obtuvimos pobres resultados. Pero no estaría de más profundizar en lo que hay de “universal” en el FSP, ya que como decimos lo “universal” está en lo “particular”.

 

¿Cómo ubican el FSP en el debate sobre los “frentes de izquierda” o frentes populares?

LM: Muy interesante la pregunta. Como dijimos en  la presentación de la personería del PTP (nov. 2014). “Nosotros, el PCR, somos un partido orgullosamente de izquierda, porque nacimos para levantar  las banderas del Che cuando los imperialismos lo aislaron y lo asesinaron, y no las vamos a abandonar jamás. Pero tenemos objetivos muy grandes, revolucionarios,  y por eso mismo sabemos que necesitamos unir a todos los sectores populares que podamos unir”.

En un país dependiente como Argentina, no se puede ser de izquierda si no se lucha en primer término contra los imperialismos, los terratenientes y la burguesía intermediaria. En la calle, pero lo electoral tiene que ir por el mismo camino.

Por eso pusimos todo nuestros esfuerzos para unir a partidos de izquierda,  a partidos populares, a organizaciones sociales combativas y a personalidades populares y democráticas. Papel  que es reconocido  por los compañeros del frente y nos da prestigio. 

Y llegamos a un frente que Carlos del Frade define “como el más amplio frente que pudo conformar nacionalmente la izquierda, pero  abierto a lo mejor del peronismo, del socialismo, a las grandes mayorías populares…”.

No fue tan difícil, porque la inmensa mayoría de los integrantes del  frente somos desde hace años protagonistas de las mismas luchas sociales y populares. Y con algunos de ellos, llevamos más de diez años de construcción de unidad política con picos como la Alianza Sur y las elecciones provinciales del 2011 donde nos robaron la banca de Carlos del Frade.

Sería un gravísimo error que nosotros abandonemos  las banderas de la izquierda y del clasismo en las que se referencian millones de argentinos y las buscan al momento de votar. Si las abandonamos, las van a utilizar fuerzas que poco tienen de verdadera izquierda y de verdadero clasismo.

Nunca sentimos que el frente nos empujara  a abandonar esas banderas y esa dialéctica de la verdadera izquierda con lo nacional y lo popular es una marca de fábrica del FSP. Que está integrado por el Partido del Trabajo y del Pueblo,  el Movimiento Socialista de los Trabajadores, el Partido Socialista Auténtico,  Unidad Popular, Patria Grande, CAUSA , Emancipación Sur y muchos referentes municipales independientes de prestigio.

 

¿Cuál fue la ubicación del FSP respecto del kirchnerismo?

LM: Después de la discusión del programa y de las candidaturas, este posicionamiento es el que causó las mayores contradicciones.

La mayoría de los partidos del frente fueron antikirchneristas con distintos grados. Patria Grande tuvo mayores signos de  adhesión al anterior gobierno, desde  una perspectiva “latinoamericana”.

Carlos del Frade rescata banderas del peronismo combativo y de izquierda. No fue nunca  kirchnerista, pero no tuvo la misma caracterización que nosotros sobre la esencia de ese proyecto.  Sus posiciones  firmes sobre los peores costados del gobierno anterior, como la ley antiterrorista, las concesiones al imperialismo, la base china, el pago de la deuda,  etc.etc., fueron importantes para mantener la unidad del frente.

Así como, reitero, la definición clara de los enemigos del pueblo a nivel provincial y nacional.

El “paraguas” de partido provincial, atenuó las contradicciones. Pero fueron importantes y  se agudizaron frente al ballotage nacional. Carlos se pronunció públicamente,  por el voto a Scioli. Hubo una discusión tensa pero respetuosa,  que terminó con una declaración escrita que separaba al frente de esa  decisión, respetando la independencia de las organizaciones.

El triunfo electoral, las posiciones obtenidas, la labor legislativa son un fuerte factor de unidad, que hace que el Frente se reúna más ahora que durante la campaña electoral. Pero la lucha por la unidad es permanente sobre todo frente a los cambios bruscos de la situación política, que tensan algunas contradicciones y hacen surgir otras nuevas. Como se vivió intensamente en la conmemoración del 24 de Marzo.

 

¿Cómo se resolvieron las candidaturas?

MM: En las elecciones del año pasado en Santa Fe se elegían Gobernador, Intendentes (en algunas ciudades), Presidentes comunales, Diputados y Senadores provinciales y Concejales. Carlos Del Frade, el mejor candidato del frente, con las excelentes elecciones que había hecho en el año 2011 (donde no pudo acceder a la banca porque nos la robaron con una restricción proscriptiva) era nuevamente el candidato indiscutido para ocupar este primer lugar expectable de lograrse. Así también lo quería él. Ese primer lugar en la lista de diputados provinciales no fue una discusión. Si el resto de las listas.

Nosotros desde el PTP discutimos poner un compañero nuestro en el segundo lugar de la lista de diputados provinciales, dejando de lado las candidaturas en los cargos ejecutivos, e incluso resignando lugares que nos podrían corresponder,  como los primeros puestos de la lista de concejales de Rosario, por ejemplo. Sólo apostábamos a ese lugar, que por los códigos electorales de la provincia, también era expectable (era muy probable que si entraba uno, entraban dos). Claro que a este lugar  también lo querían las demás fuerzas del frente.

En esta discusión hubo dos cosas claves: una, la correlación de fuerzas. Y otra, que esa correlación de fuerza se expresara en algo concreto, la personería del PTP. Ya nos había pasado en el 2011: nuestra fuerza era la más grande en aquel momento, sin embargo, prácticamente no ocupamos los lugares en las listas de aquel entonces, entre otras cosas por no tener la personería del PTP. La personería  cambió contundentemente nuestra condición en el frente. 

Tenemos que decir también que de fondo en todo este debate aparecía la contradicción entre partidos políticos y movimientos sociales, y se alimentaba con un falso argumento esto como una disyuntiva: “los partidos cierran y los movimientos amplían”. Claro que esto es falso, ya que cuando hablamos de correlación de fuerzas también lo decimos por la cantidad de movimientos que dirigen compañeros del Partido y la Juventud, que como se demostró más tarde fueron clave en la campaña y en los logros conformados. Carlos lo explicitó con sus palabras en aquella reunión “No me imagino una campaña sin la potencia del PCR”. Nunca hubiéramos dejado de hacer campaña porque no nos gustara la lista, pero esas palabras reconocían nuestro trabajo de años en la provincia, y el prestigio de nuestros cuadros y movimientos.

Fue así como se resolvió este lugar para el PTP. Luego fue una decisión del Partido y la Juventud que sea una joven mujer la candidata, y los compañeros me eligieron para esta tarea. Yo soy de la JCR, milité muchos años en una facultad, la UTN. Fui presidenta del centro de estudiantes y una vez graduada, pasé a tomar otras tareas en la Juventud. En el frente casi no me conocían, y yo tampoco mucho a ellos porque venía de otra práctica, pero creo que cayó bien el perfil.  Es una tarea nueva en el partido, tendremos mucho que aprender juntos.

 

¿Cuáles son los ejes del programa del Frente Social y Popular de Santa Fe?

Trabajamos con cinco ejes. Primero, que se cobren impuesto a los ingresos brutos a las grandes exportadoras. Esto significan millones de pesos por año que se van en manos de los monopolios imperialistas que saquean nuestras riquezas. Con ese dinero se pueden resolver muchísimas necesidades de los santafesinos, que no son pocas. Este proyecto lo presentamos incluso antes de asumir, lo que tuvo mucha repercusión en los medios.

En segundo lugar las fuentes de trabajo, trabajo estable para los jóvenes y los que estén en edad de trabajar, condiciones dignas de laburo, salarios. Si bien muchas de estas cosas no dependen de la provincia, siempre discutimos el modelo productivo, levantamos la bandera de la pequeña y mediana industria, la defensa de la industria nacional.  También antes de asumir presentamos un proyecto de Ley para que se suspendan los despidos en la provincia. Cada vez se hace más necesario que esto se apruebe.

Otro eje es el de las mujeres. Nuestro frente tiene un reconocido trabajo de las compañeras, que ya se plasmaron en varias iniciativas, como la ley para licencia por violencia de género, la creación de jardines, etc. Este año el Encuentro Nacional de Mujeres se hace en nuestra provincia, y  estamos trabajando mucho para garantizarlo. Somos muchas las mujeres que conformamos el FSP y este eje recae principalmente en nuestra banca.

Lo agrarioes clave en Santa Fe. Logramos un muy buen punto en el programa, en contra de los terratenientes y por miles de chacras. Existe un gran desconocimiento sobre el tema en el frente. Nos aportan muchísimo los compañeros de las localidades por fuera de Rosario o Santa Fe. Estamos trabajando mucho en el tema de los tambos en Rafaela, con los originarios en el corazón de las estancias de Soros en el litoral santafesino, y con la realidad de los productores de localidades como Casilda o Salto Grande. Ahora las políticas de Macri han acelerado la crisis de los chancheros y criaderos de pollo, como también de los tamberos. El tema agrario está en la agenda.

Las adiccioneses otro de nuestros ejes. Ganarle a la droga es quizás el desafío más grande de la juventud hoy. Como decía Lucho, este fue un tema también muy debatido en el frente. Las experiencias como la de Casilda en su lucha por “Ni un pibe menos por la droga” son un gran aprendizaje y van demostrando, en la práctica, la justeza de nuestra línea.

En un contexto dónde la inflación, la corrupción, los tarifazos desprestigian a la “clase política” ¿para qué sirve la lucha electoral y ocupar puestos?

 

MM: Siempre tuvimos en claro que una banca puede usarse para aplastar las luchas, o para potenciarlas. Nosotros estamos ahí para potenciar las luchas y ponerlas al servicio del pueblo.

Todos los días vemos cómo combinar estas cuestiones. Por ejemplo, desde diciembre han cerrado varias fábricas como Paraná metal, Frideco, Ricedal, Ar Zinc, y otras Pymes están muy delicadas. En un trabajo combinado con Carlos y los compañeros del FSP de las localidades nos acercamos a cada conflicto y, además de llevar la solidaridad de siempre, ofrecemos nuestra banca para pedir informes de situación, que el ejecutivo intervenga, o que se exima a los trabajadores damnificados de pagar la luz y los impuestos provinciales por  algunos meses. 

Ahora con los tarifazos lanzamos como FSP una campaña de movilización y asambleas para enfrentar estos aumentos en toda la provincia, y eso lo convocamos también desde nuestro lugar de diputados. Estudiamos mucho la conformación de la tarifa de luz, la responsabilidad de la nación y de la provincia en estos aumentos para hacer propuestas concretas en la Cámara, y volvemos a hacer la denuncia para que la provincia cobre ingresos brutos (IIBB)  a las exportadoras.

Ahora estamos recorriendo el litoral que está bajo agua. Particularmente en Colonia Mascias, una comuna muy pequeña y olvidada de vecinos mocovíes,  donde hay compañeros del FSP, están bajo agua y sumergidos en una pobreza total. Cuando fuimos tomamos el relevamiento que hicieron los compañeros del lugar y empezamos a llamar a todas las autoridades de la provincia para que le hagan llegar las bombas para evacuar el agua, las bolsas de arena, abrigo y comida. Que llame una diputada fue clave para que esa misma tarde llegara la ayuda.

El trabajo legislativo es arduo y estamos aprendiendo mucho. A nosotros la lucha electoral y ocupar cargos nos hizo avanzar en varios aspectos.

Avanzamos en conocer la realidad de Santa Fe, estamos estudiando y conociendo las producciones de cada región, los principales problemas, quiénes son los terratenientes, los monopolios, sus fortalezas y debilidades. Cómo actúan estos factores en la legislatura y en el gobierno,  y cuanto influenciamos nosotros.

  Nos ayudó a que nuestros movimientos tengan una referencia en política, a hacer más conocidas nuestras ideas del Partido, nuestras posiciones y propuestas. También se nos acerca mucha gente valiosa que de otra manera no lo hubiese hecho. Vamos conociendo luchas y luchadores en cada lugar al que viajamos. Se nos abren muchas puertas en la prensa, en las fábricas, con los ministros, los sindicatos, etc.

Entendemos que este Estado no puede resolver los problemas de las mayorías, porque está construido para lo contrario. Pero meternos en estos espacios nos ayuda a darles herramientas al pueblo para sus luchas, que serán en definitiva la única garantía de lograr su liberación.

 

¿Cómo ven el futuro del Frente?

MM : Este año, por obra y gracia de Macri, va a estar teñido por las luchas populares y sociales donde un tipo de frente como el nuestro puede jugar un papel muy importante. Para profundizar y unificar las luchas y darles una perspectiva política. Que denuncie a los verdaderos responsables y defina una salida a favor del pueblo.

Por hacer esto, el Frente ya tiene sus primeros procesados en Colonia Mascías, por sus movilizaciones exigiendo soluciones al Presidente Comunal.

En lo específicamente electoral  empezamos a  prepararnos  para el 2017. Hay elecciones municipales que  van a ser en fechas separadas de las nacionales. Lo que multiplica las posibilidades de ampliar el frente, principalmente con fuerzas y personalidades locales.

Nos proponemos lograr  concejales en algunas localidades importantes  y en algunas comisiones de fomento. En algunos casos como Firmat y Vera si hubiéramos presentando candidatos locales, tendríamos ya hoy concejales. Eso fortalecerá  el crecimiento, la extensión provincial y la unidad del FSP.

En el caso de las elecciones de diputados nacionales, al no haber presidenciales, es posible que se creen también condiciones para ampliar las alianzas desde el Frente Popular, cuyos integrantes participan en el FSP.

Y sobre todo tengan en cuenta que estamos haciendo nuevas experiencias, caminando por paisajes que no conocíamos, pero con mucha alegría del partido y de la juventud, porque se unen a importantes avances en el movimiento obrero, estudiantil, de las mujeres, agrario, de desocupados y originarios. Se potencian mutuamente en un tiempo que presagia grandes luchas y grandes avances para la clase obrera y nuestro pueblo.