Ricardo Cohen, sec. gral. del PCR del Uruguay

En Uruguay se profundiza la entrega

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
10/05/2017 - 14:52

Durante una visita del camarada Cohen, lo entrevistamos para conocer la actual situación política en el país hermano. La semana entrante publicaremos una nota a la compañera Alicia Fernández sobre el movimiento de mujeres en Uruguay.

El compañero Cohen comienza afirmando que con el tercer gobierno del Frente Amplio “se ha profundizado más la política de entrega al imperialismo”, en momentos en que han cambiado las condiciones económicas a nivel internacional, con “la caída de los precios internacionales y regionales, que está afectando mucho a la región actualmente”, y particularmente a Uruguay. El gobierno, después de una década de crecimiento, dibuja los números para encubrir “que hay una recesión en los sectores fundamentales de la economía. En los últimos años se están produciendo importantes cierres de fábricas y empresas. La más afectada es la pobre industria manufacturera. Para poner un ejemplo, hay una gran crisis en el sector lechero, han caído unos mil tamberos. Además Fripur, que es la principal pesquera del país, cerró y cambió de manos. Era de la familia Fernández, argentinos que están hace muchos años y son los que le regalaron la banda presidencial y le prestaron un avión a Mujica en su campaña. Ni qué hablar de lo que son las industrias vinculadas al cuero, a la marroquinería, calzado, textiles, con la penetración de la producción china fundamentalmente, son muy golpeadas. Van quedando en pie cuatro, cinco productos fundamentales: celulosa, soja, carne, arroz, lácteos, y el principal mercado es China. 
“Otro aspecto importante es ver qué está pasando con las pasteras. En estos años de Frente Amplio se han instalado Botnia y UPM de capitales finlandeses, fundamentalmente; gracias a la lucha popular no se puso otra en la misma zona sino que se instaló en Conchillas, en Colonia. Esta es de capitales suecos, finlandeses y chilenos”. Recuerda Cohen que el gobierno de Tabaré Vázquez negocia con España y otros países europeos inversiones para obras de infraestructura en función de la exportación de los productos agropecuarios y TLC (tratados de libre comercio). También están negociando con China, que quiere hacer un TLC pero con todo el Mercosur. Esto se da en medio de un ajuste fiscal que “en esta situación de crisis ha llevado al achicamiento del presupuesto estatal y suspensión del bienestar social, como salud, vivienda, educación”. Y remarca que las empresas de servicios si bien son estatales esto es “en apariencia porque están tercerizadas” y con los tarifazos hacen grandes recaudaciones.
Nuestro entrevistado plantea que es muy grave la situación con las obras de infraestructura realizadas a través del programa gubernamental PPP (Participación Pública Privada), con las cuales se ha liberalizado mucho la propiedad estatal en la construcción de cárceles, carreteras y escuelas. 
 
La situación de masas
El secretario del PCR del Uruguay cuenta que hay un enorme desarrollo del movimiento de mujeres, con manifestaciones como la del 8 de Marzo, con 300 mil personas en Montevideo, y que “las luchas principales tienen que ver con la clase obrera”. Describe las luchas de los trabajadores públicos, del Estado, que tienen picos de movilización en los momentos que se discute el presupuesto, “sobre todo en la educación que ha participado muy fuerte en las luchas de estos años, donde se da la pelea por el salario, por las condiciones de trabajo, por los planes de inversión de las empresas públicas”. “El sector docente está muy sumergido”, dice Ricardo.
En el sector privado, se están librando grandes luchas alrededor de los Consejos del Salario, lo que en nuestro país son las paritarias. Recuerda Cohen que estos Consejos son una conquista del movimiento obrero uruguayo desde la década de 1940, y que fueron impulsados por el entonces secretario general del Partido Comunista Eugenio Gómez. Luego con la dictadura se los prohibió, y se reinstalaron en los últimos años, ya con el gobierno del Frente Amplio. Luego de la crisis de 2002, “que abrió las puertas al triunfo del Frente Amplio”, se tardó entre 10 y 12 años en recuperar la caída del salario, “y esto con grandes luchas de los trabajadores públicos y privados. “Nada fue regalado”. El gobierno trata de poner topes a los aumentos conseguidos en los Consejos de Salarios, incluso amenazando a las patronales para que no aumenten por encima de esos topes. Muchas de estas luchas se dan a pesar de las direcciones conciliadoras del movimiento obrero, el oportunismo, “que incluso son parte del gobierno con ministros”.
El gobierno, nos dice Cohen, ataca a las luchas populares de distintas maneras. Por un lado ha firmado varios decretos de “esencialidad” contra los trabajadores, y un decreto “antipiquetes”, que si bien fue impugnado por varios sindicatos, no hizo lo mismo la central PIT-CNT, pese a que al otro día de la firma del decreto “se llevaron presos a obreros que estaban cortando la ruta, de la planta de celulosa de Montes del Plata en Colón”.
El secretario del PCR uruguayo insiste en la preocupación por el cierre de empresas, a raíz de las cuales ha habido importantes luchas, como en varios molinos, donde se ha planteado la ocupación y la autogestión. Hay casos emblemáticos como el de la papelera Fanapel, que cerró dejando en la calle 400 trabajadores “porque vende el papel importado de China con la celulosa que se produce en nuestro país. Con una planta de celulosa a pocas cuadras importan papel”. También hay crisis “en las fábricas de cemento y portland de Ancap, estatal, que la quieren prácticamente eliminar, o achicar, y ahí los trabajadores luchan para evitar los cierres de esas ramas que son estratégicas para el país. Y que a la vez, implican cientos de puestos de trabajo. 
También está el conflicto de los cañeros de Bella Unión, que están ocupando la tierra hace tres meses, y casi simultáneamente largan un campamento en Montevideo frente al palacio legislativo, donde a la vez, hacen huelga de hambre por diecisiete días. Ellos empezaron un camino muy interesante de ocupación de un predio de 240 hectáreas para trabajarlo en forma colectiva entre cuatro, cinco familias, y eso puede ser ejemplo para otras luchas. En Bella Unión se había impuesto un monocultivo estricto de caña de azúcar. No se les permitía a los cañeros tener un cerdo, plantar una papa… esta gente que no tenía posibilidad de supervivencia… es una de las luchas más importantes, muy simbólica por lo que han significado históricamente los cañeros”. 
 
Perspectivas de la situación política
Cohen plantea que “Las perspectivas son de profundización de la entrega, porque el gobierno va a seguir con esta lógica. Tiene problemas porque ha perdido la mayoría en diputados; y vienen las elecciones de 2019 que generan mayor radicalidad de la derecha tradicional para cuestionar algunos aspectos, y mayor perfilismo de la seudoizquierda del Frente Amplio.
“Nosotros vamos al séptimo encuentro nacional de Unidad Popular, un espacio unitario de partidos y de fuerzas, de organizaciones independientes de la que se cumplieron once años, cuando nació como Asamblea Popular. Nuestras posiciones en el Parlamento tienen repercusión, como que somos el único partido que impugnó el decreto antipiquetes. Creo que las masas lo van visualizando cada vez más, es un trabajo que está persistiendo, ya que no es fácil mantener por tantos años la unidad. 
“Estamos participando también en distintas elecciones sindicales, con agrupaciones clasistas, particularmente en la educación. También entre los funcionarios de la Universidad, y en agrupaciones dentro del movimiento estudiantil”, concluye Cohen. 
Edicion: 
Hoy 1667 10/05/2017