Fraude, represión, muertos y estado de sitio

Elecciones en Honduras

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
06/12/2017 - 14:15
El 26 de noviembre se realizaron elecciones nacionales en Honduras, uno de los países con mayor desigualdad económica y pobreza en América Latina. Los candidatos del sistema eran Juan Orlando Hernández (JOH), actual presidente de Honduras y aliado de los Estados Unidos, y Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la dictadura (creada por el ex presidente Manuel Zelaya, derrocado por un golpe militar en 2009 luego de proponer un referendo reeleccionista). Pese a que la Constitución de 1982 prohíbe la reelección, Hernández logró postularse gracias a un fallo de la Corte Suprema de Justicia de mayo de 2015 que los opositores consideran ilegal.
Durante el escrutinio, Nasralla se declaró ganador cuando se había escrutado el 58% de las actas, teniendo una diferencia a su favor de cinco puntos. En ese momento se produjo un apagón informático, y al reanudarse la distribución de la información era JOH quien estaba arriba por un punto porcentual. El argumento de ese repunte fueron los votos de las zonas rurales.
Frente a la sensación de fraude, el pueblo hondureño se volcó a las calles con masivas marchas y piquetes. El Estado respondió con una cruenta represión que dejó nueve muertos y veinte heridos (declarados en forma oficial), y más de 500 detenidos. Kimberly Dayana, de sólo 19 años, fue asesinada cuando la policía salió de atrás de unos arbustos disparando a lo loco. La mataron de un tiro en la cabeza.  
En una escalada en contra de los derechos democráticos del pueblo, el presidente JOH declaró el estado de sitio en toda Honduras por 10 días. Se prohibió circular por las calles entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana, con lo que los hondureños realizan cacerolazos desde sus balcones cada noche. 
El encargado del recuento de votos es el Tribunal Supremo Electoral de Honduras (TSE), que depende del presidente de la República y en el cual no están representados los partidos de la oposición.
El domingo 3/12 la oposición llamó a una masiva movilización en horas de la mañana, para burlar el horario de prohibición de circulación que decretó el candidato a la reelección con la declaración del estado de sitio. En la manifestación, a la que concurrieron miles de hondureños, el grito de denuncia continuo fue el  “¡fuera JOH!” como el “que se vayan todos” con el que enfrentamos al estado de sitio del gobierno de De la Rúa en diciembre de 2001.
Al cierre de esta edición, el TSE declaraba ganador al actual presidente de Honduras, y se espera continúen las movilizaciones denunciando el fraude electoral.