Eugenio Gastiazoro, en el picnic de la prensa revolucionaria

Con el faro de la revolución

in
Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
13/12/2017 - 14:56
 
Amigas, amigos, camaradas:
Saludamos y agradecemos el acompañamiento de las delegaciones y compañeros de organizaciones de los países hermanos, en particular a los camaradas del Partido Paraguay Pyhaura, así como de las organizaciones y personalidades amigas presentes, a los camaradas venidos desde otros lugares del país, a los compañeros que nos están deleitando con su arte desde este escenario, y a todos los camaradas que con un gran esfuerzo han hecho que este picnic sea una verdadera fiesta de nuestros periódicos hoy y Chispa.
Nuestro semanario pelea por ser el vocero político e instrumento de organización del partido revolucionario de la clase obrera en la Argentina, destacamento de una clase que es internacional como también lo son las clases explotadoras. En esta pelea contamos con la valiosa colaboración de los camaradas corresponsales de todas las zonas y regionales del país del PCR y la JCR, que están en la primera trinchera del combate de las distintas organizaciones de frente único clasistas, populares y antiimperialistas, y multisectoriales, como las surgidas en la lucha por los derechos de los pueblos originarios, los derechos humanos, los derechos de la mujer, la defensa del medio ambiente, el rescate de la cultura nacional y popular y la recuperación de nuestra soberanía mancillada por el yugo de la usuraria deuda externa, la entrega de los recursos naturales y la ocupación colonialista de nuestras islas y mares australes. Y nuestro semanario llega a todos esos frentes de batalla por el esfuerzo de los camaradas y amigos que lo difunden, garantizando su distribución y su autosostenimiento económico.
Este año inscribimos nuestro picnic en las grandes luchas que se vienen desarrollando contra la política del gobierno de Macri, una nueva expresión de los intereses oligárquicos que abre las puertas a las distintas potencias imperialistas que hoy se disputan el control del mundo, profundizando el latifundismo y la dependencia en nuestro país. 
El gobierno de Macri recurre a todos los medios extorsivos sociales y económicos para hacer pasar sus leyes, sometiéndonos al chantaje de sus patrones terratenientes e imperialistas, y principalmente recurriendo a todos los medios represivos del Estado que les aseguren su predominio; cuenta también con el asesoramiento de los servicios de las potencias imperialistas que intervienen en todos países del mundo con el argumento de la lucha contra el terrorismo.
Nuestro partido, el Partido Comunista Revolucionario de la Argentina y su Juventud Comunista Revolucionaria, han sido y son parte de esta lucha contra la política del gobierno de Macri, tratando de estar en la primera trinchera de la misma, pugnando por el necesario reagrupamiento de todas las fuerzas obreras y populares, patrióticas y democráticas, para poder derrotarla y abrir el camino para la liberación del pueblo y de la patria. En esta lucha nos unimos las generaciones del Cordobazo, de la lucha Antigolpista y contra la dictadura asesina, de la Guerra de Malvinas, del Argentinazo de 2001 y la Rebelión Agraria de 2008.
En 2018 nuestro partido conmemora sus 50 años de vida, siempre al servicio de la clase obrera, el pueblo y la revolución. Nacimos hace 50 años en la lucha contra la dictadura de Onganía, en ruptura con la dirección revisionista del que ya no era un auténtico partido comunista, sino una sucursal del capitalismo restaurado en Rusia, rescatando las banderas del marxismo-leninismo y su tradición de lucha proletaria y antiimperialista, incorporando luego el maoísmo, como parte y continuación del marxismo-leninismo. Y porque fuimos consecuentes en esa línea, con la guía de nuestro Comité Central encabezado por Otto Vargas, pudimos afrontar las sangrientas dictaduras militares, restañar las heridas y honrando a nuestros mártires avanzar en fundirnos con las masas obreras y populares, ser parte de ellas y aprender de ellas.
Mantenernos fieles al marxismo-leninismo-maoísmo es la única garantía de no traicionar a la clase obrera y al pueblo y a su lucha por la revolución. Con estas banderas podremos afrontar los nuevos desafíos, convirtiéndonos en un partido capaz de conducir a los millones de explotados y oprimidos en el camino de la revolución de liberación nacional y social y la construcción de una nueva Argentina sin explotados ni oprimidos. Para eso invitamos a todos los luchadores de la clase obrera y el pueblo a incorporarse a nuestras filas y engrandecer a nuestro Partido Comunista Revolucionario y a su Juventud Comunista Revolucionaria.
Salimos de este picnic fortalecidos para las jornadas de estos días, y comenzar un nuevo año de grandes combates conmemorando los 50 años del Partido Comunista Revolucionario, de cuya fortaleza y decisión depende que la clase obrera pueda dirigir la rebelión popular que abra el camino a la revolución que Argentina necesita. Este es también nuestro principal compromiso de solidaridad con nuestros hermanos de Latinoamérica y con el proletariado y todos los pueblos y naciones oprimidas del mundo.
¡Basta de hambre, entrega y represión!
¡Por el camino del Argentinazo y la Rebelión Agraria, hacia la revolución de liberación nacional y social en unidad con nuestros hermanos de Latinoamérica y con el proletariado y todos los pueblos y naciones oprimidas del mundo! 
Edicion: 
Hoy 1698 13/12/2017