25 de noviembre

En las calles contra la violencia a las mujeres

in
Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
25/11/2017 - 20:22

Las mujeres salieron a la calle por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, reclamando basta de femicidios, basta de violencia, ¡Emergencia Ya! En capital Federal se realizó una gran movilización de Congreso a Plaza de Mayo el viernes 24.

El 25 de noviembre es una cita marcada en el calendario para los movimientos de mujeres de todo el mundo. Se trata del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que recuerda a las hermanas dominicanas Mirabal, luchadoras populares asesinadas por el régimen de Trujillo en la década del ’60.

En las movilizaciones de nuestro país se ve cómo el dolor, la bronca, la indignación, las lágrimas derramadas por todas las víctimas de femicidios, por las que ya no están, se transforman en movilizaciones llenas de colores, de consignas exigiendo derechos, de voces gritando “ni una menos”. Las mujeres recorren año a año las calles visibilizando las denuncias por igualdad y contra la violencia en sus diversas formas. Los pedidos de justicia se multiplican porque la lista de mujeres muertas por ser mujeres es cada vez más larga.

Las mujeres argentinas cuentan con una larga historia de lucha contra la violencia, el grito que comenzó hace años se ha ido multiplicando, año a año las voces se escuchan más fuertes. Las marchas del 25 de noviembre, las de Ni Una Menos, el 8 de marzo, los Encuentros Nacionales de Mujeres, el paro internacional, van marcando un camino que no se puede borrar, han dado pasos agigantados y no están dispuestas a retroceder.

 

Marcha en Capital Federal

El viernes 24 se realizó una movilización de Congreso a Plaza de Mayo. Pasadas las 15hs fueron llegando grupos de mujeres levantando carteles con consignas contra la violencia, cantando “ni una menos, vivas nos queremos”, reclamando justicia por víctimas de femicidio, de las cuales sus asesinos siguen sueltos o con condenas menores. Pidiendo por la urgente implementación de la Emergencia en Violencia contra las mujeres.

La movilización avanzó por Avenida de Mayo para confluir en la Plaza de Mayo, donde se leyó el documento consensuado por las organizadoras.

En el recorrido de la marcha, María Rosario, dirigente del PCR, destaca que “el movimiento de mujeres crece a nivel mundial”, y que lo que se observa hoy es que “hay una vuelta de tuerca sobre todo en las jóvenes que vienen tomando en sus manos el problema de la violencia”.

En este 25 de noviembre las mujeres alzan sus puños ante una nueva victoria, hace solo dos días se aprobó la Ley de Paridad para cargos legislativos. Belén, de la JCR, explica que “antes teníamos la Ley de Cupos con una participación de un mínimo del 30% de las mujeres en las listas. Ese era un techo para nosotras. Lo que la paridad establece es un criterio de igualdad para que varones y mujeres tengamos la misma representación, es un avance muy importante producto de la lucha de las mujeres”, afirma.

Como hace muchos años, se viene dando batalla para que se declare la Emergencia en Violencia Contra las Mujeres y se otorgue presupuesto para tratar los casos de violencia y prevenir que siga sucediendo. En esta jornada de lucha femenina el reclamo resuena con más fuerza porque de no ser tratado la semana próxima este proyecto, con media sanción en Senadores desde 2016, perdería estado parlamentario.

Marcela, integrante de la Campaña Nacional por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres, alza su voz denunciando “al gobierno de Macri, porque no ha destinado ni un peso en relación a la prevención de la violencia. Encima lo que aparece en el presupuesto de año 2018 es que viene recortando sobre todo el área de la mujer”, comenta indignada. Cuenta además que han logrado el apoyo de distintas diputadas para que se incluya la Emergencia en una sesión extraordinaria, la dificultad es que pueden evitar que se trate si no se da quorum. Por lo tanto, la pelea de estos días se da en torno a que dentro de la sesión ordinaria los diputados pidan que se trate la ley de Emergencia, así como se trató y aprobó esta semana la Ley de Paridad. 

El respecto Belén dice que “ahora tiene que haber coherencia política de los diputados y diputadas que aprobaron la paridad y tienen que avanzar la próxima semana en la aprobación de la declaración de Emergencia en Violencia Contra las Mujeres”. Destaca que no podemos olvidar el contexto en el que vivimos donde crece la violencia en sus distintas expresiones, siendo que por ejemplo, “muchas víctimas de violencia física están sometidas a violencia económica, por eso dentro de la Emergencia una de las cosas que se pide es un salario mínimo, vital y móvil”. La falta de un ingreso propio y suficiente es un limitante para romper el vínculo con el violento, esta situación se agrava en tanto las medidas de ajuste del gobierno crecen.

En sintonía con las medidas de ajustes, el plan de reformas que planifica el gobierno afecta gravemente a las mujeres. María afirma sobre la Reforma laboral que “es un retroceso de 100 años lo que se está planteando, por lo tanto, estamos en contra y saldremos a las calles las veces que sea necesario.”

En la situación crítica que atraviesan las mujeres surgen distintos proyectos en búsquedas de soluciones. Lorena de la Comisión de Mujeres de Quilmes, Berazategui y Varela cuenta que hace varios meses vienen llevando a cabo la Consulta Popular “vivas nos queremos” junto a mujeres de la Corriente Clasista y Combativa, Movimiento Evita y Mumalá. Explica que “consiste en una gran cantidad de encuestas con 3 ejes: la educación con los jardines maternales, el trabajo que debe reconocer las tareas en el hogar y la violencia. El 30 de noviembre lo vamos a presentar en La Plata en la Legislatura a las 11 de la mañana, para demostrarle al gobierno de Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal, que las mujeres seguimos peleando por nuestros derechos y que ellos se tienen que poner a tono con esta situación, que no es de ahora pero que se ha agravado con el ajuste y porque realmente nos queremos vivas.”

Tanto desde la Comisión de Mujeres de Quilmes, Berazategui y Varela, como desde Amas de Casa del País existen experiencias respecto a la capacitación de mujeres para que funcionen como promotoras en prevención contra la violencia en los barrios, y que han dado buenos resultados. Se han conformado consejos de mujeres para asesorar en casos de violencia, y se impulsa que existan refugios que den alojamiento a las mujeres y sus hijos cuando deben abandonar sus casas ante la violencia doméstica.

Gladys, de Amas de Casa del País, cuenta que hace muchos años tienen un hogar en La Matanza  que autofinancian con grandes dificultades. Aunque comisarías y Juzgados derivan mujeres allí, no les brindan presupuesto para poder mantener el refugio y ayudar a esas mujeres. “Vienen de algún juzgado, nos dejan a las mujeres y se olvidan” dice Gladys. El Estado sabe que es necesario, pero no lo financia, la Emergencia justamente busca que se destine una partida presupuestaria a estas cuestiones.

El camino no es nada fácil para el movimiento de mujeres que debe enfrentar un sistema patriarcal que las deja en desventaja. Pero las propuestas y experiencias autogestionadas por las mujeres en los barrios son muchas, lo que falta es que las políticas públicas acompañen la cuestión comprometiéndose a buscar soluciones.

 

Las mujeres salieron nuevamente a las calles este 25 de noviembre para decir basta de femicidios, basta de violencia, Emergencia Ya! Otra oportunidad en que se hace visible que cuando cada una de ellas se atreve a decir basta, se anima a salir y a encontrarse con otras iguales en las calles, cuando pueden reconocerse en los ojos e historias de otras mujeres y saben que no están solas, cuando el grito se ha liberado y el pecho ya no lo contiene, no hay quien pueda detenerlo.

Edicion: 
Noticias 2017