En el Día de la Mujer Trabajadora

8 de marzo ¡Nosotras paramos!

in
Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
15/02/2017 - 14:05

Como cada 8 de marzo, las mujeres argentinas volvemos a movilizarnos junto a nuestro pueblo para hacer escuchar nuestros reclamos y poner en discusión la doble opresión que sufrimos, por pertenecer a la clase trabajadora y la que padecemos por el sólo hecho de ser mujeres. 

 
Este año redoblamos la apuesta y vamos con todo al paro internacional de mujeres para plantarnos ante tanta injusticia y tanta explotación. El pueblo argentino de pie ante los enemigos de adentro y los de afuera. Esta es una jornada de lucha y de conmemoración. De conmemoración porque el movimiento obrero y las mujeres en particular convirtieron en bandera de lucha la iniciativa impulsada por Clara Zetkin, en la 2ª Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas, en el año 1910, quien propuso “una jornada especial” de las mujeres. 
En la Argentina, hace un poco más de un año que asumió el presidente Macri. No hubo una sola medida a favor del pueblo, y menos aún para las mujeres. Al contrario, sólo hubo más ajuste, más entrega y más explotación. No sólo creó dos millones de pobres más en solo seis meses, sino que hay que remarcar que entre noviembre de 2015 y el mismo mes de 2016 sólo en la industria se perdieron 48.480 puestos de trabajo. Su política agrava la doble opresión que padecemos las mujeres. 
El año 2016 cerró con cientos de cortes de calle, para reclamar aumento salarial, contra los despidos, suspensiones y cierres de fábricas, contra los tarifazos, contra los cortes de energía eléctrica, contra la inseguridad. Contra la violencia y contra los femicidios protagonizamos la segunda jornada masiva del Ni una menos del 3 de junio, el parazo del 19 de octubrede 2016, reclamando justicia y para que no haya más Lucías. Logramos la media sanción de la Emergencia Nacional en Violencia contra las mujeres, y vamos a reclamar con todo al gobierno que se apruebe en Diputados.
Además las mujeres fuimos parte de ese gran torrente de lucha que logró la Emergencia Social, lucha que fuimos gestando desde el 7 de agosto con la gran marcha de los movimientos sociales de San Cayetano a Plaza de Mayo. 
Venimos de protagonizar el más grande Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Rosario, el número 31. Los ENM fueron, son y serán pilar, sostén y trampolín para que miles de mujeres tomemos en nuestras manos la lucha por nuestras necesidades.
Para parar el ajuste macrista, y para que la crisis no la sigamos pagando los trabajadores y el pueblo, este 8 de marzo salimos a exigir a lo largo y ancho del país:
  •  Basta de suspensiones, despidos y cierres de fábrica.
  •  Canasta familiar acorde a las necesidades.
  •  Igual salario por igual trabajo.
  •  Jardines maternales zonales gratuitos en cada localidad y lugar de trabajo.
  •  Eliminación del impuesto a las ganancias.
  •  Presupuesto acorde para la real y efectiva implementación de la Ley de Violencia. Declaración de la Emergencia Nacional en Violencia Sexual y Doméstica. 
  •  ¡Basta de femicidios! ¡Ni una muerta más, ni una mujer menos!
  •  Licencia paga en caso de violencia.
  •  82% móvil para todos los jubilados y pensionados. Baja de la edad jubilatoria.
  •  Ley de Emergencia Social en el ámbito municipal, provincial y nacional que contenga los reclamos de los trabajadores desocupados y precarizados. 
  •  Basta de inflación. Eliminación del IVA de todos los alimentos, de la canasta escolar y de los medicamentos. 
  •  Basta de persecución a las/os luchadores populares. Derogación de la Ley Antiterrorista y No al protocolo fascista. ¡Basta de represión! 
  •  Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución. 
  •  Aprobación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Efectivo cumplimiento de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva. ¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir!
  •  Cárcel a los violadores y femicidas. 
Edicion: 
Hoy 1655 15/02/2017