En Chubut el 1º de abril

Paro general petrolero

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
15/03/2017 - 13:32

Si Macri y las operadoras no paran los 1.550 despidos y suben los equipos de perforación. Hay paro el 1° de abril, así lo resolvió el combativo Plenario de Delegados y Comisión Directiva.

Este plenario se dio en medio del reguero de luchas por empresa contra la política de Macri de destruir la industria petrolera patagónica: importó seis barcos de petróleo crudo en 2016, y tiene la pretensión de repetir el convenio de flexibilización laboral de Vaca Muerta “para atraer inversiones” en la Cuenca Golfo San Jorge (Chubut y Santa Cruz Norte) beneficiando a los monopolios imperialistas Pan American Energy, Sinopec, Tecpetrol, YPF SA, liquidando conquistas y bajando los sueldos.
Los trabajadores petroleros con sus delegados llevan adelante piquetes, retenciones de servicio, asambleas por empresa en: SP, San Antonio, DLS, Sinopec, operaciones especiales, contratistas y subcontratistas, contra los despidos, las malas liquidaciones de sueldos, los “retiros voluntarios” (verdaderos despidos), y los despidos masivos.
Y llegaron a este plenario tonificados por las grandes movilizaciones y paros, en la provincia y en todo el país. Es el primer Plenario de Delegados y Comisión Directiva del Sindicato Petrolero Chubut desde las elecciones sindicales del pasado 4 de noviembre, y le puso fecha al Paro General en Chubut para después del 30 de marzo, si las operadoras no paran los 1.550 despidos anunciados y suben los equipos de perforación al campo. 
Hay que reiterar que el costo de extracción de un barril de petróleo es de 14 dólares y el precio internacional tipo Brent, 55 dólares. Por lo tanto las “lágrimas de cocodrilo” de los Bulgheroni (PAE), Rocca (Tecpetrol), los supermillonarios de Argentina (según la revista Forbes) solo son la pretensión de maximizar las superganancias en petróleo y gas a costa del saqueo y la superexplotación de los obreros petroleros que dejan su vida en el campo. Todo esto de la mano de Macri, Aranguren y compañía.
En particular las operadoras de la Cuenca Golfo San Jorge pretenden dos cosas: el convenio laboral de Vaca Muerta y el precio de gas de 7,50 dólares firmado recientemente para la Cuenca Neuquina. Así lo hizo público Sinopec (china) en una solicitada, donde se queja de las tomas y piquetes en Santa Cruz Norte, y de que si no se implementaba el convenio de superexplotación en Santa Cruz, “peligran las inversiones de 300 millones de dólares”.
 
Medir los pasos para luchar unidos 
Sobre la situación petrolera, el corresponsal del semanario conversó con un trabajador petrolero chubutense, que nos dijo: “La situación del petróleo en Chubut es un conjunto de medidas por parte del gobierno, desgastante para los trabajadores como para los mismos sindicalistas, que ven con incertidumbre hasta dónde puede llegar el desprecio, el apriete, la avaricia de los ‘representantes’ ¿del pueblo?, como Macri, que siguen adelante con la política de vaciamiento de la petrolera YPF arrastrando a las demás áreas a poner fin a más de 1.500 empleos del sector. 
“Llegamos a un cuello de botella. No queda más que la lucha, pero sin ser usados por nadie, midiendo los pasos para luchar unidos. El Plenario de Delegados del viernes dejó en claro la posición del Sindicato Chubut, esperar hasta el 30 de marzo y de no haber respuesta, ir a la lucha si es necesario pero con cautela porque en estos momentos de gran temor y bronca por lo que venimos padeciendo los petroleros, ante la estrategia del famoso ‘diálogo’ que usa el gobierno. 
“En alusión a Aranguren, ‘Loma’ Ávila, secretario del Sindicato del Petróleo y Gas Privados de Chubut, dijo que ‘ya da asco el tener que escucharlo decir tantas mentiras’.
“El gobierno de Macri, este economista liberal extremista, quiere flexibilizar al máximo el mercado del trabajo dando poder a los empresarios sedientos de sangre para que puedan bajar los salarios o despedir como se les antoje. Esto es muy parecido a lo que ocurrió en los años ’90, cuando reinaban la flexibilización laboral. Lo que propone Macri no es ni más ni menos que un retorno a los años ’90, en los que unos pocos se hicieron millonarios mientras la inmensa mayoría de la población se hundió en la desocupación y en la miseria. Hoy duele ver cómo se van compañeros petroleros, porque la situación los supera y tienen que ‘arreglar’ con las empresas.
“Esperemos que el pueblo sepa golpear, con la lucha y las elecciones, a los que castigan a los patagónicos, a los que hacen sus propios negocios generando las condiciones para ese grupo minúsculo de poderosos extranjeros, amigos del gobierno, del poder de turno.
“Argentina es un país en el cual los únicos patriotas son los que salen a buscar el pan para sus hijos, mientras casi siempre somos gobernados por políticos que llegan al poder, los mismos que nos saquean desde hace siglos nuestros recursos. Despertemos: ¡yo soy patagónico y rebelde!” 
firma: 
Corresponsal
Edicion: 
Hoy 1659 15/03/2017