Reportaje a Jorge Penayo

En Mondelez Pacheco triunfó la unidad obrera

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
11/10/2017 - 15:08

Entrevistamos al compañero Jorge Penayo, uno de los trabajadores reelectos como Comisión Interna en Mondelez Pacheco (ex Kraft), empresa del gremio de la Alimentación en la que trabajan 2.000 obreras y obreros.

El compañero Penayo, parte de la Lista 1 Celeste y Blanca, que triunfó en las recientes elecciones por 847 votos sobre 489 de la Lista 2 (PTS), nos decía que los trabajadores lo primero que plantearon fue “gran alegría porque hacía diez años que no se lograba ganar en los tres turnos. Seis donde estuvo el PTS como conducción, que ganaba únicamente por el turno noche. Ahora, dos años después que se recuperó la Comisión Interna en el 2015, se logró ganar en los tres turnos, era uno de los objetivos de la Comisión Interna para unir a todos los trabajadores.
 “Y eso es una buena señal para el conjunto de los compañeros, por eso nuestro logo dice ‘Compañeros de los tres turnos’. Así que, desde ese punto de vista, una enorme alegría de los compañeros. 
 “En segundo lugar, este aplastante triunfo los compañeros lo han valorado por la importancia de estar unidos, en el contexto en que está la Argentina. Con un gobierno envalentonado después de las PASO, festejando el 34 y pico por ciento. Uno no entendía qué era lo que festejaba, porque el 65% del pueblo le votó en contra. Pero después uno se va dando cuenta que lo que salió a festejar era que en estos dos meses, antes de las elecciones, tenía que seguir ajustando. Por eso reivindicó los ajustes en su discurso de esa noche, cuando sale a festejar. Festejo mentiroso porque en el recuento final salió perdiendo. Pero la imagen quedó. Y en ese contexto la gente optó por la unidad del conjunto de los trabajadores, para esa lucha que se avecina porque el gobierno de fondo lo que va a intentar es la reforma laboral”.
 
—¿Ustedes plantearon esto en la campaña?
—Nosotros planteamos dos puntos en la campaña. Uno, los logros que conseguimos en estos dos años, que no fueron pocos y fueron de hecho y no de parola, y el otro ¿Qué objetivos nos damos? Que no pase la reforma, la flexibilización, la división que quiere hacer el gobierno por arriba y también por abajo. Esto se está viendo hoy, porque les molestan los burócratas, muchos de los cuales pasaron a ser colaboradores o conciliadores con los monopolios y gobiernos. Ninguno es garantía. Nosotros no toleramos ninguna corrupción, somos defensores de la honestidad, porque los compañeros eligen sus representantes para que los representen, pero no para que afanen. Los trabajadores eligen honestamente su sindicato para que los represente por los problemas que tienen en cada una de las fábricas, en los lugares de trabajo
Hay sindicatos flojos de papeles a los que el gobierno está interviniendo para hacer pasar la reforma laboral. Pero que no nos quiera correr a todos el gobierno a través de la corrupción. Con estas maniobras nos quiere dividir el gobierno por arriba, y por abajo con los oportunistas de izquierda, que también ponen el centro en eso.
Nosotros somos partidarios de unir a los trabajadores con el pueblo en su conjunto: con los desocupados, los jubilados, los campesinos. Y tenemos que recuperar el sindicato de la Alimentación al servicio de todos los trabajadores.
Eso trabajamos nosotros en nuestra campaña. La gente va calando la importancia, a pesar que a veces no pensamos todos igual, porque el movimiento obrero tiene esa característica, dentro de la fábrica están todos. Nosotros tenemos que tener en cuenta siempre eso, y eso es lo que representa esta Comisión Interna. Estamos los de izquierda -los verdaderamente de izquierda, no los de izquierda oportunista-, los compañeros de la Corriente Clasista y Combativa; los compañeros independientes; los compañeros peronistas; las mujeres y los jóvenes. Esa es la Interna y es la que los compañeros necesitan. A veces hay discusiones como en todo. Es malo cuando no se discute y uno solo quiere imponerse.
 
—Pasaron las elecciones, hay alegría,pero no hay descanso.
—Tremendo triunfo y alegría. Entramos a los comedores a comunicar a los compañeros, enorme alegría, aplausos. Y festejamos muy poco. No perdamos de vista que esta empresa yanqui no quiere quedar por fuera del contexto, que todo el mundo ajusta, achica. Hay despidos, suspensiones y reformas ya en algunas empresas. Mondelez no quiere quedar afuera de eso. Y rápidamente salieron a hostigarnos diciendo que va a haber despidos. Nosotros salimos a discutir con la empresa, y le planteamos que tenga cuidado. Estamos preparando a los compañeros por si se viene. Le dijimos a la empresa que las trabajadoras y trabajadores, estos trabajadores, estuvieron 38 días de paro dentro de la planta en el 2009, así que tampoco los subestimen. Hay una parte que sabe que los compañeros no se van a quedar con los brazos cruzados. Hay ánimo de lucha, hay un espíritu de lucha. No vamos a provocar nosotros, pero tampoco nos vamos a esconder abajo de la máquina.
 
—¿En ese contexto apareció una campaña rara con unos afiches?
—Nosotros hemos sufrido una campaña de calumnias y mentiras, donde el centro somos nosotros, que viene fundamentalmente desde el PTS. Después del triunfo, están haciendo una campaña trucha con un sector de derechos humanos, el Ceprodh de la Zona Norte, diciendo que nosotros estamos utilizando la imagen de Julio López para decir “¿Dónde está Pepsico?” y “El PTS cierra fábricas”.
En primer lugar, nosotros no lo hicimos; en segundo lugar, no vimos ninguna calcomanía con esas características en la fábrica, y en tercer lugar no nos hacemos cargo de eso, porque entendemos que es una provocación de la empresa o de ellos mismos en las redes sociales, porque no lo vimos en otro lado. En el único lugar donde lo vimos fue en las redes sociales. 
Ante eso nosotros sacamos un comunicado de prensa para aclarar esta situación. No vamos a permitir que el gobierno, ni las patronales ni sus amigos quieran dividir al movimiento obrero con algo que es tan sensible. Nosotros fuimos y somos parte de la lucha por la aparición de Julio López, de Santiago Maldonado, activos como Partido, como Corriente, y en todas las movilizaciones los 24 de Marzo vamos con nuestras banderas para que aparezcan los 30.000 desaparecidos más Julio López y todos los desaparecidos en democracia.
 
—Están en una batalla por las categorías de compañeras antiguas en la empresa.
—El jueves 5 vino el gremio a presentar la lista ganadora ante la empresa. Nosotros llevamos dos puntos fundamentalmente: uno el Día de la Madre, para lo que reclamamos un Obsequio para todos los trabajadores de planta. Hay un compromiso que el lunes van a dar respuesta sobre eso. Lo segundo es que quedó trabada la categoría para 85 compañeras de más de 15 años de antigüedad, y se les dio plazo para que den una respuesta el 18 de octubre, porque se viene planteando hace bastante tiempo. Y seguiremos discutiendo los demás puntos que tenemos pendientes, porque viene la recategorización para todos los sectores, y si la respuesta es negativa seguramente alguna medida vamos a tomar. También estamos peleando que vaya una delegación de compañeras al Encuentro de Mujeres en Chaco.
 
—¿Algo más que quieras agregar?
—Queremos hacer llegar nuestro agradecimiento a todos los compañeros del Partido y de la Corriente de todo el país, que nos han mandado saludos. Eso también nos da un ánimo tremendo porque entendemos que no estamos solos en esta pelea contra el gobierno y contra monopolios como esta empresa norteamericana Mondelez. No olvidamos la experiencia del 2009, con toda esa confluencia de compañeros y toda la solidaridad. La verdad es que siempre aprendemos mucho de todos los compañeros que vienen luchando contra la política de este gobierno. 
Edicion: 
Hoy 1689 11/09/2017