Impulsar asambleas de curso y cuerpos de delegados

Secundarios de CABA firmes frente a la Reforma

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
27/09/2017 - 14:18

Durante la semana pasada, se mantuvo la toma en 30 escuelas secundarias de la Capital Federal. 

El gobierno de la Ciudad intentó demonizar las tomas con la orden de denunciar a los pibes en las comisarías; tuvo los medios de comunicación a su favor, amedrentando con sus entrevistas. Debió retroceder por la fortaleza de la lucha de los estudiantes y su justeza. 
A su vez, gracias a la presión en las tomas y cortes, la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña, debió citar para el 20 de septiembre a una reunión con todos los centros de estudiantes de la ciudad para debatir sobre la reforma. 
Con la mediación de Defensoría del Pueblo, la ministra se mantuvo en su postura de que la Reforma se aplicaría en 2018 pese a las medidas tomadas. Allí se firmó un acta donde los estudiantes aclararon su disconformidad con lo expresado en la reunión y en la que el gobierno se comprometió a abrir, para conocimiento de todos, el documento entero con el contenido de la reforma. 
Larreta, jefe de gobierno porteño, argumenta que no hay razones para pensar que las pasantías de quinto año sean parte de un plan de flexibilización laboral, diciendo que “las prácticas de inserción” serían opcionales, pero no llegan a explicar cómo sería la evaluación y la “obtención de créditos” para aprobar en caso de no hacer las prácticas. ¿Quiénes evaluarán: ¿las escuelas o las empresas?
Durante la semana, se realizaron reuniones con diputados nacionales del Movimiento Evita que trajeron su solidaridad y compromiso de llevar la discusión a la Comisión de Educación para acompañar la lucha desde el Parlamento. También se realizaron reuniones con legisladores porteños preparando un amparo que frene la aplicación de la reforma. Las reuniones de padres y docentes en algunos colegios permitieron que se gestase la marcha del conjunto de la comunidad educativa el viernes 22, que volvió a llenar las calles de cientos de estudiantes que fueron acompañados por los gremios docentes.
Para el lunes 25 se preparan concentraciones en colegios y en el Ministerio de Educación de la Ciudad, presentando un documento que pida nuevas y verdaderas instancias de diálogo con el gobierno. Avanza la unidad multisectorial, nuevas reuniones se preparan para que la lucha contra “la secundaria del futuro” sea tomada por el conjunto del pueblo porteño.
 
El camino para avanzar
El gobierno se siente fortalecido por el resultado electoral de agosto y busca etiquetar la lucha de los secundarios de “kirchnerista”. Se afirma cuando las luchas están protagonizadas por el “activo” de los estudiantes, que llevan al desgaste con escuelas en que mantienen las tomas -algunas ya, de cuatro semanas- y que no hacen asambleas por curso -para que puedan protagonizar todos- o directamente no hacen, para que se reconsidere la continuidad de las medidas. 
Pero el gobierno no considera que su fortalecimiento es relativo, porque no ha podido sacar de las calles al pueblo. Desde el MUS de CABA vamos a seguir empujando la lucha, en asambleas de curso y cuerpos de delegados para que sigamos enfrentando la reforma en la calle, con cortes masivos que abra una brecha en el gobierno que permita una verdadera instancia de negociación que pueda voltear la reforma antieducativa de Macri-Larreta. 
 
 
Edicion: 
Hoy 1687 27/09/2017