Campamento Nacional de la CEPA

Luchar para que ninguno quede afuera de las aulas

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
18/01/2017 - 13:44

Del 6 al 12 de enero, en San Rafael (Mendoza), realizamos el campamento nacional de estudiantes universitarios y de institutos de formación superior. Con aproximadamente 400 estudiantes provenientes de todo el país.

Participaron compañeros de Comodoro Rivadavia, La Pampa, Río Negro, Neuquén, Mendoza, San Juan, Córdoba, Capital Federal, La Plata, Mar del Plata, Quilmes, Lomas, Santa Fe, San Nicolás, Rosario, Misiones, Corrientes, Chaco, Jujuy y Tucumán. En este exitoso campamento resolvimos todo de forma colectiva, como es la impronta de cada campamento; organizados en 56 grupos cada uno con su responsable, pudimos garantizar todas las actividades políticas, recreativas y los desafíos políticos para los que nos preparamos en este 2017. 
 
Debates y desafíos
El campamento contó con numerosos elementos políticos, primero el balance de un 2016 cargado de luchas en el cual el pueblo protagonizó en las calles, donde los estudiantes también fuimos protagonistas, los trabajadores, las mujeres y los pueblos originarios, con las economías regionales. Se puso en valor cómo el pueblo organizado no permitió el avance del ajuste más brutal, pretendido por el gobierno y además a fin de año tuvieron que abrir la mano: declarar la emergencia social y ceder con el impuesto a las ganancias. 
Analizamos aspectos que demuestran la debilidad de un gobierno que avanza hasta que el pueblo organizado lo permite. A su vez nos planteamos la necesidad de continuar uniendo al movimiento estudiantil para avanzar, de lo contrario el presupuesto de ajuste para el 2017 pasará, dejando a cientos de compañeros fuera de las aulas. 
Encabezar la lucha es el desafío que nos proponemos para este año. Entendemos que nuestros plenarios y campamentos vienen creciendo al calor del momento político, al calor de encabezar la lucha y ser parte en cada regional, en cada universidad de los procesos de lucha y avance al calor de las necesidades estudiantiles: por comedores, por becas, por bandas horarias, por boleto gratuito, por más aulas, por las prácticas, y lo que une eso por más presupuesto.
 
Comisiones y talleres
Las comisiones y talleres fueron los espacios en los cuales nos encontramos dentro del campamento e intercambiamos las experiencias del año; tanto los aciertos como los errores y lo que nos permitió avanzar, crecer y afianzar nuestra fuerza, los procesos en cada zona y al tener todas las comisiones una composición importante de compañeros nuevos y delegaciones nuevas, el intercambio fue aún más enriquecedor, además de compartir la alegría de ver crecer a nuestra fuerza. 
Al debatir temas específicos tales como Formación de profesionales al servicio del pueblo, Protagonismo estudiantil y GTB, se pudo discutir aspectos de nuestra línea de masas y qué implica ser estudiantes al servicio del pueblo; que no son consignas sino que muestran una forma de trabajar en los barrios y en las aulas, partiendo de las necesidades concretas, afianzar algunas líneas de acción y abordar de manera más enfocada algunos debates. En el taller de Lucha contra las adicciones se generaron interesantes debates y los compañeros entienden la necesidad de generar documentos en los cuales plasmemos acuerdos para difundir nuestras posiciones y a su vez abramos el debate en cada lugar. 
El taller de Problemáticas de las mujeres debatió sobre la línea integral de CEPA, la importancia de abordar problemáticas relacionadas a las mujeres durante todo el año, los protocolos dentro de las universidades, cátedras con perspectivas de género, combatir el machismo, desnaturalizar la violencia y además la importancia de trabajar para que las compañeras puedan viajar al Encuentro Nacional de Mujeres. El taller de Defensa personal y Autodefensa de masas se pudo discutir la importancia de la organización y cómo reaccionar ante situaciones de violencia, trabajar en equipo para cuidarnos entre nosotros. Muchos compañeros pudieron discutir en el taller de Crecimiento de la CEPA como se afianza nuestra fuerza y crecemos al calor de abordar problemáticas específicas y encabezar la lucha por nuestros derechos y contra las injusticias. El taller de Diversidad creció y logró avanzar en iniciativas políticas que ayudan al conjunto.
 
Diversión sin reviente
Al encontrarnos cientos de jóvenes la diversión y la fiesta es natural. Partimos del acuerdo que en el campamento no se consume marihuana y la bebida alcohólica está regulada, porque consideramos que no es necesario reventarnos para pasarla bien. Y así fue que se desarrollaron talleres de bachata, folclore, e iniciativas como la peña, riña de gallos (donde las reglas eran nada de machismo, homofobia, ni misoginia), cumbia santafesina, perreo intenso, radio de mujeres. 
Lo nuevo dentro del campamento fue el rafting que muchos compañeros pudieron realizar en el Atuel, además de las caminatas entre cerros y la visita al dique. 
Avanzamos en discutir qué tipo de gobierno tenemos y como intentan avanzar en la represión popular, debatimos y generamos espacios para organizarnos en la autodefensa de masas y cómo cuidarnos entre nosotros.
 
Charlas
Contamos con la presencia del secretario de la Conadu Histórica, Luis Manuel Tiscornia, quien siempre nos acompaña en instancias nacionales. En este campamento pudo hacer un balance del 2016, cómo el pueblo protagonizó, y algunos sectores que no venían de la lucha también salieron a las calles. También planteó la necesidad de entender cuál es el modelo de universidad del macrismo y las medidas que vienen tomando; además de la necesidad de estar atentos con la posibilidad de cambiar el actual sistema por el de créditos, conocer en profundidad y tomar posiciones al respecto. 
Nos espera un año cargado de luchas, para luchar principalmente por más presupuesto. También nos planteó que en el 2017 hay elecciones y La CEPA tiene que analizar cuál es la opción a votar verdaderamente antiimperialista y popular.
En una segunda charla nos acompañó Rosa Nassif, psicóloga social tucumana y militante política, quien pudo contextualizar históricamente lo que implica conmemorar en el 2017, los 50 años del asesinato del Che. Abordó a través de su charla la humanidad del Che Guevara y lo importante de ser buenos en el estudio y en el trabajo; cómo dedicó su vida a la revolución y la liberación de los pueblos oprimidos. Las polémicas que protagonizó el Che en Cuba sobre la construcción del socialismo y contra el curso de subordinación a la URSS. Señaló que con el llamado socialismo del siglo XXI no se llevaron a cabo ninguna de las transformaciones profundas que caracterizó a la Revolución Cubana, como la reforma agraria, que terminó con la propiedad terrateniente. También planteó la necesidad de cambios profundos en la Argentina, ya que la historia nos demuestra que sin terminar con el latifundio y la dependencia del imperialismo no podremos desarrollarnos de forma integral como país. Y principalmente destacó que el pueblo Argentino merece una salida popular con soberanía en nuestros recursos, naturales, científicos y tecnológicos.
 
Un esfuerzo colectivo
Es importante destacar el esfuerzo colectivo y las tareas particularmente, porque pudimos conformar un equipo de trabajo sólido, en el cual distribuimos tareas centrales en compañeros que depositamos toda la confianza y cada uno lo garantizó con gran responsabilidad. Funcionamiento, cocina, seguridad, finanzas, cuotas, radio, limpieza, compras, audiovisual, buffet, iniciativa, deportes, responsables sanitarios y de electricidad. Además los diez responsables de las comisiones, los que estuvieron a cargo de los talleres por temas, las reuniones por carreras que se garantizaron y los talleres de iniciativas.
La dirección política puesta en la mesa nacional de la CEPA compuesta por compañeros con un gran compromiso, experiencia y empuje, ayudaron en los debates y abordar las distintas situaciones que se nos presentaron. Pudimos analizar a lo largo del campamento de qué año veníamos, la composición de las delegaciones y qué desafíos nos planteamos en el campamento, los debates que fueron surgiendo, inquietudes de los compañeros y el acompañamiento. La importancia de resolver todo de forma colectiva y llevarnos la tarea de abordar esas situaciones en las distintas regionales. 
Nos espera un año de grande luchas y la buena noticia es que estamos dispuestos a enfrentar el ajuste, luchar por más presupuesto y trabajar para que ninguno quede fuera de las aulas. Luchar por una formación de profesionales al servicio del pueblo, trabajar en los protocolos contra la violencia y discriminación, boleto educativo gratuito nacional, más aulas y mejor equipadas, por las prácticas en las carreras y por una salida popular.
Volvemos como una fuerza nacional unificada en política, con el desafío de discutir en las aulas con nuestros compañeros la necesidad de luchar por la universidad verdaderamente científica, democrática y popular, la universidad del pueblo liberado. Y demostrar que existe una fuerza con 25 años de historia dispuesta a no conformarse con lo posible, abrimos nuestras puertas a todos los estudiantes a sumarse para luchar por hacer posible lo necesario. 
firma: 
Edith Liquitay, Coordinadora Nacional de la CEPA