El proyecto K: La nueva hegemonía y el ascenso chino

Printer-friendly versionPDF version
Fecha: 
24/09/2013 - 14:37

Arnoldo Gómez, Editorial Ágora, Bs. As., 2013

El viernes 16 de agosto en la Librería Hernández, de la Ciudad de Buenos Aires fue presentado - por un panel integrado por el autor e invitados - el libro El proyecto K. La nueva hegemonía y el ascenso chino.
Los panelistas se refirieron a este trabajo de investigación y crónica sobre el origen y desarrollo del kirchnerismo, cómo este grupo fue configurando su proyecto neo-desarrollista, que no busca romper la estructura de atraso y dependencia que oprime a nuestro país, sino por el  contrario aprovecharlas a favor de su hegemonía basada en una nueva dependencia.
 
Una nueva derecha
Carlos Aramayo
 
“…El autor señala en la obra un aspecto muy importante de nuestra historia económica y política. “...el modelo K se fue forjando en la práctica, no viene de una doctrina preestablecida de las clases dominantes”, en esto se diferencia de la derecha tradicional argentina que sobre fines del siglo XIX forjó el carácter agroexportador y dependiente de nuestro país, sobre la base de una teoría largamente meditada y discutida en el seno de la oligarquía terrateniente que se apropió de la Revolución de Mayo de 1810. Ésta se basaba en los postulados del economista inglés David Ricardo sobre comercio exterior y la división internacional del trabajo, más tarde conocida como “ventajas compa-rativas”. Sobre la base de hacer de esta doctrina casi una religión las clases dominantes argentinas fueron al principio profrancesas cuando el producto central de las exportaciones era la lana, pasaron luego a ser proinglesas cuando éstos eran el principal mercado de carnes y granos, de la misma manera que fueron prosoviéticas bajo el lema “comprar a quien nos compra”, en el conocido debate sobre el boicot de ventas de cereales a la Unión Soviética, promovido por el imperialismo norte-americano bajo la presidencia de Jimmy Carter ante la invasión a Afganistán; finalmente con el menemismo tuvieron “relaciones carnales” con los yanquis.
 
Esta es la misma derecha que se expresa a través del diario La Nación, cuando reco-mienda al gobierno en un momento reciente de tensión comercial con China, que “no debemos ofender al comprador”, poniendo en evidencia una vez más que perdió la hegemonía del Estado pero no la línea y las mañas, es decir siguen disputando el poder económico pero en lo esencial acuerdan con el rumbo de las “alianzas estratégicas”, actualmente con el nuevo imperialismo chino, haciendo honor a su condición de clases dominantes rastreras de todos los imperialismo que nos oprimieron.
 
El compañero Arnoldo Gómez caracteriza correctamente a la política económica de los “K” como neodesarrollista, toda vez que concibe al desarrollo articulado con el imperialismo no en una ruptura sino subordinado a la inversión externa, lo que tienen en común con la vieja derecha.
 
Los “K” fueron los que tuvieron la habilidad de comprender qué hacer para salir de la situación que llevó al Argentinazo de diciembre del año 2001, arrebatando como propias, entre otras cosas, a los símbolos y banderas de la lucha antidictatorial a la que nunca denunciaron ni combatieron. Apro-vecharon las condiciones internas de la economía argentina creadas por la mega devaluación de enero del año 2002 y sojizaron al campo para lograr el saldo comercial y el superavit fiscal que necesitaban por años. Ahora la crisis económica y financiera internacional iniciada en el año 2007, que registra una evolución desigual entre distintos imperialismos, los pone en un nuevo escenario donde es previsible vislumbrar que seguirán apostando fuertemente al amarre con China.
 
Finalmente quiero destacar del texto, el análisis que realiza sobre la enorme significación que han tenido las experiencias de luchas más importantes de la clase obrera argentina para desenmascarar el Doble Discurso kirchnerista, como fue la de los compañeros de Kraft y Arcor, así como el surgimiento de un movimiento genuino de originarios y campesinos pobres y medios que luchan por la tenencia de la tierra frente a un modelo de concentración de la producción.
 
Al mismo tiempo, señala la relevancia de este aporte en la importante tarea de desentrañar las particularidades de este nuevo sector hegemónico de las clases dominantes, burguesía intermediaria “pretenciosa y engrupida”, que es el blanco principal de la lucha revolucionaria.”
 
 
 
 
 
¿Necesita Argentina  un tutor?
Marcelo Lascano
 
Como dice  Benedetto Croce, la historia está en revisión permanentemente. Y en ese sentido el libro descubre cosas, corre el velo sobre personajes que creíamos santificados por la historia oficial, o alguna otra. Y así es como aparecen los intereses en juego que tienen muy destacada presencia hoy, como podría ejemplificarse en temas como el del juego o el petróleo (…). 
 
En la forma en que Arnoldo describe el kirchnerismo, mostrando su evolución, las intimidades, la personalidad de Néstor Kirchner y su entorno, hay algo todavía no dicho, que es el famoso tema que trata Maquiavelo en La fortuna en materia de destino político, de suerte, donde Kirchner ha sido tremendamente imaginativo en la utilización de personas, situaciones, dejando de lado los prejuicios que pueden encontrarse en otros políticos o tradiciones políticas.(…). Y en ese sentido tuvo el riguroso criterio de seleccionar un grupo: la tríada, integrada por Cristina, su amigo Zanini – que siempre aparece en las fotos atrás, aunque es el hombre quizá más influyente sobre el matrimonio - y Néstor mismo. Y otro grupo de personas - moralmente irrecuperable al día de hoy - como  Rudy Ulloa, Lázaro Baez, y el más discreto en relación a su imagen pública, que es Cristóbal López, el único que ya era empresario desde antes, en algún tipo de negocio menor, y recientemente aspiraba a comprar Petrobrás, justificando su fortuna a la manera de los millonarios norte-americanos que “empezaron de abajo”, tipo Steve Jobs, Esto está bien explicado desde sus orígenes por el autor de la obra. (…)
 
Desde el punto de vista internacional, el tema es cómo vienen los cambios. Acá hay dos datos que da Arnoldo, que son el Acuerdo de Madrid de 1990, que supone ya un camino que se alfombra para  otra política económica y otra alineación, y el Acuerdo con China en 2004. Este acuerdo, así como está concebido, es una de las tantas desprolijidades, del país en materia de política internacional, que según la filosofía política en serio, es la primera política que debe trazar un país. Porque cuando se firmó el pacto Roca-Runciman, se justificó diciendo que no se trataba de ganar dinero, sino de asistir a los ingleses, siendo que nosotros no teníamos nada que agradecer al Imperio. Y en esto quiero rescatar una idea: da la impresión que en la dirigencia - y no sé hasta qué punto en la sociedad argentina - existe la idea que hay que tener un tutor. Hoy se oye hablar que tendría que ser Brasil. Se habló antes del imperio inglés. Algunos fantasearon un poco con Rusia. Ahora no sé si hay fantasías con China, aunque pareciera que sí. Sin expresar los alcances, lo cual es grave. Yo no me asocio a una aventura cargada de incógnitas. 
 
Todo esto trae como consecuencia este giro, a partir de 2004, que tiene que ver con la hegemonía y las conveniencias oligárquicas que aquí se mencionaron: la soja. Fíjense qué paradoja: nosotros estábamos colonizados por los ingleses, por la carne, y ahora corremos el riesgo de ser colonizados por los chinos, por la soja. Porque en esta bifurcación de los intereses chinos está la China de Mao, que era otra cosa, no imperialista; y esta China que, según el autor, es imperialista. Entonces yo me pregunto, con algo de mala fe: ¿es que la Argentina necesita un imperialismo que la conduzca? Eso a mí no me gusta. Pareciera que es una condición de nuestra supervivencia tener una potencia regente, con algún producto que nos permita solidificar una relación. Ahora con China, que también nos extorsiona con la amenaza de comprar a Brasil., etc. Y esto pasa a partir de 2004., que es el año en el que Kirchner le corta el gas a los chilenos, que están enojados. (…). 
 
¿Cuál es la  política internacional del gobierno? Con Brasil estamos peleados. Con Uruguay, otro tanto.
Se van peleando con Estados Unidos, el árbitro del mundo, que está en todos los organismo internacionales a los cuales la Argentina tiene que ir. (…)
 
 
 
Modo de penetración y disputa
Germán Mangione
 
(…) Cuando China llega acá no es como cuando llegó Colón. Hay otros que llegaron antes. En ese sentido, uno va entendiendo también la disputa con otros “tutores”, que no es que se fueron, sino que siguen teniendo presencia.. Para ello sirven las visitas que  se registran periódicamente. Viene uno y a la semana llega el otro. Van “recorriendo el espinel”. Y eso ayuda a entender cómo concibe la política cada uno.
 
 Lo que  sí ha traído China es una manera distinta de llegar, en la que coinciden diversos analistas. China, en su documento La política china para América Latina y el Caribe, en 2008, hace un planteo en el que analiza  el mundo en el marco de una multipolaridad, contradiciendo el modelo de unipolaridad norteamericano. China se mueve en Latinoamérica como ya hizo en África. Uno puede entender qué va a pasar acá mirando qué pasó en África veinte años atrás. Hay grandes similitudes con respecto al cómo se dio. Ese modelo ya lo implementó  China, y hoy la trae a América Latina. 
 
Las cifras suelen ser complicadas, pero sirven para dimensionar algunas ideas.
 
El comercio de China con Latinoamérica se mantuvo en  U$S 1000 millones en toda la década del ‘90. En el 2000 ya estábamos hablando de un comercio de  U$S 12.600 millones. Para el 2007, el comercio ascendía a U$S 112 mil millones, y el año pasado, en 2012, cerraba en U$S 261 mil millones. Esto demuestra que es una potencia nueva que está intentando entrar. Sin olvidar que el comercio de la región con Estados Unidos en 2012 fue de U$S 800 mil millones. Evidentemente lo que sigue primando es la injerencia norteamericana Lo mismo en relación al cordón industrial santafecino en San Lorenzo, donde están las cerealeras, en el que  siguen estando empresas como Cargill, Daub, etc. Vale decir, existe una disputa que permite explicar algunos chisporroteos.
 
Una gran parte de los países latino-americanos han encontrado, sobre la base de la idea “neodesarrollista” de la inversión extranjera como motor de la economía, su nuevo “tutor”, pero en el marco de una disputa con los antiguos “tutores”. Lo cierto es que China tiene otra “manera”. En América Latina hay una percepción distinta  de la llegada de los capitales chinos, que según algunos analistas sigue la premisa de Confucio: “Es posible conseguir algo después de tres horas de pelea, si presionas. Pero es seguro.que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto”.
 
Lo de China se presenta siempre así. China no dice:”vengo a llevarme la soja”. Se presenta como una economía de complementariedad con la economía local, y ha ido desarrollando en cada lugar lo que necesita. Y otra característica más -que no tiene que ver con el comercio, sino con la inversión directa, que ha crecido mucho en estos años -, es que cuando no tiene la infraestructura la hace.. Como cuando compraron tierras en Río Negro, y para poder sembrar había que humedecer la tierra: ellos  proponían la infraestructura para regar mecánicamente. Propuestas similares han planteado en relación al canal de Nicaragua, en Perú, Uruguay, etc. Esto resulta muy atractivo para las clases dominantes. Por ejemplo en Rosario tuvimos recientemente la propuesta de la soja resistente a la sequía - descubierta por el Conicet con un consorcio privado, cuyo dueño es, entre otros, Grobocopatel -,  soja que ha sido ya aprobada también  en China, en la que ayudaron con la financiación. Vale decir, cuando decimos infraestructura no nos referimos sólo a puentes sino al aprovechamiento de otros resortes, investigación en las universidades, dinero volcado a otras aspectos del relacionamiento que los chinos aprovechan.
 
En este marco el libro de Arnoldo es una buena plataforma para poder pensar no sólo lo que está pasando en la Argentina, sino también en Latinoamérica.
 
Petróleo y droga
Otto Vargas
 
El libro de Arnoldo es de lectura inevitable para todo militante de la causa obrera y popular. No voy a repetir cosas dichas aquí. Es interesante lo referido sobre Latinoamérica, en relación, por ejemplo, al el maltrato que ha hecho recientemente Cristina a Piñera. En el 2004  Argentina le interrumpe el suministro de gas a Chile. ¿Por qué? Porque la Total había construido una planta de urea en Punta Arenas, y ese gas de  Tierra del Fuego iba a servir para esa planta de urea. Y hete aquí que esa planta de urea se construye ahora en la Argentina, por los chinos. Es decir que se le suprime el suministro de gas a Chile, generando un  problema que vemos hoy que sigue. 
 
Los Kirchner se enriquecieron con los remates de la 1050 en épocas de la dictadura. Es muy importante esto, porque ellos estuvieron durante toda la dictadura haciendo plata. Incluso en 1982, mencionado en el libro, llega una delegación de marinos que habían estado en Malvinas – nosotros hemos conversado con algunos de ellos - y los recibe el general Guerrero, y a su lado había un flaco alto, de traje negro, desconocido por ellos. Y entonces, frente a la percepción del recelo de los marinos, Guerrero le dice al que encabeza la delegación: “estate tranquilo, que es del palo”. Cada uno saque el juicio que quiera. Entonces, quiero tocar un punto sobre esta cuestión de Kirchner, su origen y sus relaciones.
 
Es sabido que la carrera política de Kirchner comienza con la delegación argentina a Houston, en épocas de Alfonsín. Allí están Diego Ibáñez, “Bombón” Mercado, esposo de Alicia Kirchner, y tenía que irse a la elección de intendente en Río Gallegos Entonces Mercado le dice a Ibáñez: “che, ¿qué te parece mi cuñado?”. Y lo propone a Kirchner como intendente. Por eso dice Duhalde cuando lo tiene que proponer como candidato a presidente en el 2003  (porque De la Sota no remontaba vuelo en las encuestas - decía Duhalde que parecía que tenía las alas de yeso -), que no había tenido más remedio. Para entonces ya estaba creado el grupo Calafate. Entonces dijo Duhalde: “no me queda otro remedio que traerlo a Kirchner, pero con Kirchner vienen los petroleros”. Y vinieron los petroleros. Porque fíjense cómo  Kirchner prorrogó las concesiones a todas las compañías petroleras en la Argentina. A todas.
  
¿Por qué digo lo de Ibáñez, y que llegan los petroleros? ¿Ustedes se acuerdan cómo murió el hijo de Ibáñez, que lo enterraron vivo - después de la “Operación Langostino” -  por su vinculación con el tema de la droga? ¿Y se acuerdan cómo murió Diego Ibáñez, que casi hubo que usar solvente para sacar los rastros del asfalto cuando lo atropelló un coche, también por este asunto de la droga? Y ayer ha dicho el ganador a las elecciones en Santa Cruz, que Santa Cruz es una provincia en donde circula libremente la droga. La Argentina está en condiciones de producir todos los radares necesarios para vigilar los miles de kilómetros de frontera que tenemos. Y, sin embargo, es un país de libre entrada y salida de la droga.
 
Quiero decir, entonces que con Kirchner llegó el petróleo y llegó la droga. Y les voy a dar otro ejemplo. Porque Cristóbal López que ya era un empresario, hoy también es un empresario del juego. ¿Y qué es el juego, sino el gran instrumento del lavado? Y Kirchner le da la concesión de las máquinas traga-monedas en Palermo hasta el 2030, que teóricamente tendrían que dar, cada una de ellas, 300 dólares por día trabajando a full. Y hay algunos días que rinden 600 dólares. Gran instrumento del lavado.
 
Después hay que estudiar lo que dice Arnoldo. El grupo Kirchner tiene en contra a la Iglesia Católica – Kirchner dijo en su momento que Bergoglio era  “el jefe de la oposición” -. Tiene en contra la mayoría de la colectividad judía, después del acuerdo con Irán. Tiene en contra al campo, no sólo a la Sociedad Rural. Dice la gente que conoce algo sobre las fuerzas armadas, que el descontento es generalizado en todos los niveles. Han pasado a 33 altos oficiales de las tres fuerzas a retiro, y no quiero repetir cómo llaman a ese grupo que está dirigiendo con Milani a las fuerzas armadas, pero por primera vez el servicio de inteligencia  controla las fuerzas armadas. Pero los Kirchner gobiernan. Y hay que leer el libro de Arnoldo para comprender por qué gobiernan. 
 
Por último quiero referirme a lo siguiente. No sabemos que va a pasar en la Argentina, Hoy ha salido Scioli a decir que quiere internas para elegir el candidato a presidente en el 2015. Quiere decir que él no está por la reforma constitucional, la re-reelección, el plebiscito del que hablan otros. No. Scioli quiere internas para elegir presidente. Esto crea un problema serio. En el 2011, Cristina tuvo más del 54% de los votos. En el 2013, el 26,31 %. También fue golpeado el PRO en las elecciones en la Capital donde tuvo menos votos que el UNEN. Ha habido un fuerte avance del centro-izquierda y de la izquierda, es decir que las masas han usado las elecciones para golpear al gobierno y un sector ha preferido golpear por izquierda, no por derecha. Ese es un detalle importante de lo que ha pasado en estos días. Hay mucha bronca por la inflación. Y hoy ha salido el INDEC “trucho” a decir que se puede comer con 6 pesos. Están locos. Hay gente que quiere hacer una manifestación a la Rosada  a exigir que nos dejen entrar a comer por 3 pesos. Han perdido en casi todo el sur. En las provincias mineras. Fellner truchó el resultado en Jujuy. Han recibido un golpazo electoral muy grande. Han perdido en todo el campo; ahora también en todos los pueblos de las zonas agrarias.
 
Hay un clima de bronca generalizado. Entonces uno se pregunta: ¿cómo van a hacer para gobernar? Un amigo me dijo antes de las elecciones: ¿Y vos crees que estos se van a ir? Y si uno mira lo de Milani, escucha el discurso de la presidente, es cierto que puede haber un problema de psicólogos. Pero también debe haber consultado el discurso con alguien. No es el discurso de alguien que dice “hemos sufrido un golpe, vamos a corregir”. No. Nada. Entonces, me quedé pensando: ¿se van a ir? Yo creo que nos tenemos que preparar. Porque vienen momentos difíciles, y ellos se preparan para resistir. Entonces lo que tenemos que hacer las fuerzas obreras, democráticas y  populares es también estar atentos, preparados para movilizarnos y para impedir cualquier maniobra que quiera hacer este grupo para continuar con su proyecto. Y volver a golpearlos duro en octubre.
 
 
La lógica del proyecto K
Arnoldo Gómez
 
Hay un tema que fue colectivo, y otro que tiene que ver con la pasión de desentrañar cuál es la lógica de un gobierno que habiendo tenido un patrimonio tan importante en el tema de haber abierto los juicios – ley que nosotros apoyamos cuando salió -,  que tiene  por tanto el intento de pasar a la historia como el que resolvió el tema de la justicia en los genocidios; defienda hoy como defiende a Milani y el resultado en la Antártida como producto de eso. ¿Cuál es la lógica de hacer eso antes de una elección? ¿Cuál es la lógica de un gobierno que con el 54% de los votos expropia el 51% de las acciones de YPF y que pocos días antes de una elección donde se juega la posibilidad de continuar hace el acuerdo con Chevron?  Que le costó – entre otras cosas - los dos senadores en Neuquén. Uno diría: su lógica es el populismo, la demagogia. Pero si esa es su lógica, tendría que haber expropiado YPF seis días antes de una elección, y  haberla entregado después. Este tema de que son, al mismo tiempo, un grupo económico y un proyecto político es uno de los temas de esa lógica. Porque ellos son un grupo que actúa unido desde el año ´96. Está este tema con Eskenazy, que hay que ver cómo cierra. Pero el grupo como tal es un grupo que actúa unido. Lo de Cristóbal López, un meteoro en su desarrollo. Pero, ¡Qué decir de Electro-ingeniería! Ellos controlan, y controlaron durante todo el mandato de Menem, y hoy por vía estatal, un  6-7% del PBI en su facturación, cuento en esto a YPF. Pero ellos, cuando echaron el garfio sobre YPF primero con Eskenazy, luego, con la estatización, son los que manejan esa facturación. 
¿Cómo fueron logrando ese desarrollo? Cuando uno los estudia en Santa Cruz aparece nítido el modus operandi. Ellos llegan a una intendencia como llegaron. Pero permanentemente han usado el gobierno a favor de los sectores dominantes, simultá-neamente con ir armando el grupo propio. Y son un grupo “pretencioso y engrupido”, como dice Aramayo, pero que se propuso en Santa Cruz instalarse como parte de los que dominan en la provincia y que lo logró. Y que se propone formar parte del bloque dominante en la Argentina. . Los Kirchner pretenden que su grupo se instale allí. Y van más allá de un episodio de gobierno. E inclusive tienen política para ganar y para perder sobre la base de este objetivo. Si uno no les agarra el objetivo, que es el que les lleva a apostar permanentemente, confunden y se escapan.  Desde ya, espero que no puedan salir de esta. Se les ha creado una situación complicada. El tema es cuál es la lógica que está atrás de esto, y para qué es usada, incluso la mentada bipolaridad de Cristina, porque es funcional a algo que está operando. El grupo tiene esa aspiración. Y esa aspiración está respalda en el ascenso chino y en el ocaso yanqui. Está bien que cualquiera, con la soja que pasó de 200 a 400 dólares la tonelada, sale de la crisis. Pero hay que llegar a 100 millones de toneladas y venderlas diez años antes con los bonos. Así se salió de la crisis. El tema es que ellos acertaron para dónde pusieron las velas. Entonces en el acuerdo con China de 2004, que es el que hipoteca la esencia de un proyecto nacional, al mismo tiempo ellos pusieron las velas por las cuales se desarrolló, y es el gran secreto de estos diez años del kirchnerismo.
 
Ellos se respaldaron en ese proyecto, hicieron lo de la soja y, al mismo tiempo  hipotecaron la posibilidad del proyecto nacional. Nosotros tenemos que agarrrar esa lógica porque ellos subieron, bajaron, volvieron a recuperarse. Entonces, ¿cómo es lo que hacen? Cuando tienen capital político aparece esa locura que hacen cosas que uno dice: “van en contra de la política”. Sí, pero van a favor de la acumulación de poder económico y de poder militar. Ellos no es que bajaron el cuadro de Videla sólo por un tema demagógico. Llegaron a Milani. Sí, empeza-ron con Guerrero, y llegaron a Milani. Por lo tanto, ellos agarran el garfio y lo defienden aún a costa de perder votos. Tienen una lógica de poder económico, de poder, de instalarse y, en todo caso, si se van, irse como grupo, irse con poder económico, irse con contactos militares. Y esto lo hacen a costa de todo  proyecto nacional. 
 
Yo quisiera dar sólo una foto, que es la del petróleo. Desde un punto de vista nacional, que fuera planteado por Lascano, no tiene lógica lo que han hecho con el petróleo. Venían como petroleros. Se pusieron precios topes que hicieron parir a todas las petroleras. Se querían ir todas. Les puso el petróleo a 42 dólares cuando en todo el mundo estaba a 100. Puso un precio tope en  las naftas, que fue un subsidio a esa expansión brutal de la industria automotriz  con la cual se alió con los europeos y con Brasil, sin proyecto nacional. Hicieron lo de Eskenazy con lo cual vaciaron YPF en forma absolutamente criminal para desplazar a Repsol, y cuando esto entró en contradicción y tuvieron que echar mano del gobierno, la echaron. Ahora se liberan los precios de las naftas. En nombre de Chevron se hace un acuerdo que sirva para todos, para Panamerican y para los chinos, que reclamaron todos los términos de este decreto hace seis meses. Pero ahora liberan los precios. ¿Cuál es el gran secreto?
 
Miremos la foto de cuál era el patrimonio petrolero y de quiénes eran los dueños de esa industria en el 2003, y miremos cómo está la industria del petróleo en 2013: 
 
En 2003, 35% del crudo y en general del grueso de las reservas y el crudo (YPF),  era el paquete de Repsol (había un porcentaje menor en manos de algún otro). Hoy el  51% de eso lo maneja el grupo K, vía el Estado. Desapareció la banderita española del petróleo nuestro. En el año 2003 tenías un 35% español, los yanquis tenían un 12-14% entre la Oxi y Chevron, los ingleses, en su participación en Panamerican tenían un 10%, la Total tenía el 7%, Petrobrás, el 7%. Ese era el reparto del petróleo en la argentina en el año 2003, hablando del crudo. Si hablamos de la destilación y la distribución, Repsol tenía el 50%, la Shell  el 14%. 
 
¿Cómo es la composición hoy? El grupo K - vía el Estado y vía Cristóbal López - tendrá el 20% en el crudo, pero en la destilación y comercialización tiene otro tanto o mas, porque tienen la mitad de YPF (que es el 50%) y tienen lo que se han expandido vía las compras de Cristóbal López, vale decir que tienen el 40%. en la destilación y distribución. El primer grupo extranjero que aparece es el de los chinos, porque han comprado el 50% de Bridas, que tiene el 20% de Panamerican. Pero, como Bridas, han comprado la Esso, con lo cual tienen la destilería de Campana, que va a una gran expansión, y tienen una parte de la distribución. Y eso como Bridas, por lo tanto un 50% con Bulgheroni (de los rusos). Y Cinopec, que compró la Oxi, tiene un 7%. Y eso porque el Almirantazgo inglés prohibió la venta de la parte  inglesa de Panamerican.
 
 Si yo miro este cuadro, la política no fue errática. Fue a costa de los intereses nacionales, fue a costa del patrimonio del pueblo argentino, es a costa de pagar un déficit energético de 4-5 mil millones de dólares por año. Que lo van a seguir pagando. Entonces acá vemos la esencia del proyecto. Fijaron un rumbo, que fue el Acuerdo con China. El complejo sojero deja en la Argentina un superavit de 30 mil millones de dólares por año. ¿En que se gasta eso? El superávit comercial de todo el ciclo fue de 10 mil millones. ¿Por qué? Porque subvencionás una industria automotriz que es deficitaria, y una industria de los chips que es deficitaria. Y ahora van a bancar el déficit energético. Porque eso es lo que acaban de anclar ellos. Entonces lo de ellos es un grupo, poderoso, que tiene un gran peso, pero que todavía no tiene la estabilidad. Necesita anclar, y morder e instalarse en el centro del poder en la Argentina. 
 
Quiero resaltar un rasgo. La velocidad con la que penetraron los chinos en seis años es inédita en la penetración de un imperialismo en la Argentina. Hace seis años no existían como inversión extranjera en la Argentina. En seis años son el tercer grupo extranjero en su inversión directa en activos físicos. Y ha desembarcado el banco más grande del mundo, el ICBC,  cediendo su parte en Standard Bank en Sudáfrica, para concentrarse en la Argentina.
 
El peligro que implica para el interés nacional el éxito de este proyecto es el principal peligro para la revolución en la Argentina. Lo decimos quienes aspiramos a una revolución, pero quienquiera que aspire a un desarrollo independiente necesita desprenderse de este obstáculo. Lo peor que puede hacer uno e subestimar al contrincante. Creo que estamos en condiciones de derrotarlo. Pero se abre una situación en la que tenemos que prepararnos, porque dos años de gobierno es mucho tiempo. Por lo tanto van a hacer lo posible y lo imposible. No se los va a poder derrotar a favor del pueblo y un desarrollo independiente si no les agarramos la lógica. El tema de agarrarles  la lógica no es sólo para denunciarla. Es porque hay algo que ellos vieron que es cierto, que es el ascenso chino y hay un descenso yanqui. Acá hay sogas que, en medio de esta crisis mundial se han aflojado. 
 
El tema es que no se ajusten otras. Ellos, cuando pagaron al FMI, han aflojado una cincha que teníamos. Ahora, amarraron a otra peor, que es el Acuerdo estratégico con China.  En la medida que irrumpa un proyecto popular y nacional  esta coyuntura puede aprovecharse a favor de la liberación si somos nosotros lo que derrotamos al kirchnerismo en una situación latino-americana favorable, por el retroceso de los yanquis y porque los chinos no han terminado de desembarcar. Y nosotros debemos aprovechar la posibilidad en esta dirección.