Abril de 2009 / Partido Comunista Revolucionario de Argentina

XI Congreso / 16/4/2009

Printer-friendly version

Abril de 2009 / Partido Comunista Revolucionario de Argentina

Fecha Publicacion: 
16/04/2009
Numero: 
11 Congreso

partido

6/3/09 > Desafios del 11º Congreso
Entrevista a Otto Vargas (video y texto)
Partido Comunista Revolucionario
Congresos anteriores
11º Congreso / Resoluciones
Sobre la situación internacional y nacional
11º Congreso del PCR
Programa

Aplausos hasta calentar las manos, la Internacional a todo pulmón y abrazos emocionados, cerraron tres días de discusión y la elección por unanimidad del nuevo Comité Central. Así culminó el 11º Congreso del Partido Comunista Revolucionario de la Argentina.

La realización del 11 Congreso retempla la fuerza de lucha de la clase obrera y el pueblo para hacerle pagar la crisis a los que saquean el país y hambrean al pueblo, derrotando a la política kirchnerista que la descarga sobre el pueblo. El Congreso reafirmó el camino del Argentinazo y la rebelión agraria para conquistar un gobierno de unidad popular, patriótico y democrático, barrer el poder oligárquico imperialista, y conquistar la liberación nacional y social.

El Congreso se realizó en la provincia de San Luis, el 15, 16 y 17 de febrero. Allí se reunieron alrededor de 200 camaradas, delegados de las zonas de todo el país y de la JCR, y el Comité Central, con un contingente de invitados de otros compañeros destacados en las luchas y la construcción del Partido. Fue el cierre de un proceso democrático de varios meses de discusión y elección de los delegados en las conferencias zonales y de la Juventud. Sobre la base de ese amplio y rico debate, el 11 Congreso evaluó crítica y autocríticamente, aciertos y errores, definió la línea, ajustó el programa, y eligió la dirección del Partido.

Había, también, la tristeza por grandes pérdidas de queridos camaradas desde el Congreso anterior; en los nombres de Jorge Rocha, Rafael Gigli, Angela Nasif, María Conti, Guilermo Fortuna y Jorge Lund se recordó a todos ellos. Todos ellos, y todos los asesinados y desaparecios, estuvieron en la presidencia de honor del Congreso, junto a las cinco figuras históricas del proletariado, Marx, Engels, Lenin, Stalin y Mao, y junto al Che Guevara, a los 40 años de su asesinato.

El Congreso, con profundo sentimiento aprobó una mención especial al camarada Jorge Rocha. Jorge jugó un papel fundamental en el armado del PCR, a cuya fundación contribuyeron muchos compañeros, pero fue él quién tejió nacionalmente la unidad de todos los afluentes que convergieron en la fundación del Partido. Rocha fue durante 40 años secretario de Organización del PCR, luchó permanentemente por su unidad sobre la base del marxismo-leninismo-maoísmo, haciendo un aporte sustancial a su maoización y su viraje hacia el movimiento obrero ocupado.

Los ataques contra el PCR, desde el poder y el gobierno kirchnerista, con juicios y persecución a reconocidos dirigentes, y las intrigas contra el Partido, desde el gobierno y las organizaciones y personajes que le son funcionales –como aquello de “ladran Sancho, señal que cabalgamos”– confirman el crecimiento del prestigio y la fuerza del PCR y los frentes únicos revolucionarios en los que participamos. Esos avances se expresaron en la presencia de dirigentes de los grandes combates obreros, de los desocupados y jubilados, del campesinado pobre y medio en la rebelión agraria, de las mujeres y la juventud, de los pueblos originarios, la cultura y la intelectualidad, del reclamo patriótico y del movimiento democrático.

Había conciencia de estar viviendo un momento histórico. Con el camino abierto por el Argentinazo y la rebelión agraria, en un mundo y una Argentina estremecidos hasta los cimientos por la crisis económica, los comunistas revolucionarios discutieron ampliamente y decidieron su línea, y eligieron su dirección, uniéndose para las grandes tormentas sociales y políticas que se avecinan. Batallas en las que la clase obrera y el pueblo deberán enfrentar la política kirchnerista que está haciendo pagar la crisis a los de abajo, avanzar con sus conquistas, y multiplicar las multisectoriales en las que confluyen las fuerzas obreras y populares, patrióticas y democráticas, creando las condiciones para un paro nacional activo obrero, campesino y popular.

El Congreso evaluó que hay muy buenas condiciones para acumular fuerzas por el camino del Argentinazo y la rebelión agraria, para conquistar un gobierno de unidad popular, patriótico y democrático y barrer con el Estado oligárquico-imperialista, conscientes de que sólo así se podrán garantizar las condiciones para hacerle pagar la crisis a los dueños del poder que saquean el país y hambrean al pueblo.

¡Viva el 11º Congreso del PCR!